Los restaurantes Nostrum lanzan la primera criptomoneda de una empresa española

El proyecto, de 50 millones, será presentado en enero a grandes inversores

El regulador europeo advierte de los "elevados riesgos" que suponen las ICOs de criptodivisas

Una figura en miniatura sobre una pila de monedas que represetan bitcoins.
Una figura en miniatura sobre una pila de monedas que represetan bitcoins. REUTERS

Home Meal, propietaria de la cadena de restaurantes Nostrum, ha anunciado este miércoles que pondrá en circulación una moneda virtual para captar 50 millones de euros. Se trata de la primera ICO (Initial Coin Offering) en España asociada a una empresa productiva. El proyecto será presentado en enero a grandes inversores, pero la firma espera que entre febrero y marzo la compra de tokens quede abierta al público. El regulador europeo ha advertido de los "elevados riesgos" que suponen este tipo de operaciones.

Una ICO es una operación a mitad de camino entre el crowd-funding y una salida a Bolsa, mediante la cual se genera una determinada cantidad de cripto-tokens que se venden a cambio de otras criptomonedas o de moneda corriente. Estos tokens pueden servir para adquirir los bienes o servicios que la compañía en cuestión va a ofrecer, o pueden utilizarse como una moneda intercambiable. Algunos ICO también implican una participación en el proyecto o derechos sobre beneficios futuros.

La criptomoneda que lanzará Home Meal se llamará Meal Token y aportará ventajas para los clientes de la cadena de establecimientos Nostrum, ha asegurado la empresa en un comunicado. La compañía también ha resaltado que el proyecto ayudará "a la expansión de la red de locales a escala europea", que espera llevar a Bélgica, Alemania, Holanda, Austria, Suiza e Italia antes de 2022.

La ICO de Home Meal se estructurará en Suiza y su primera fase de implantación será el próximo mes de enero, ha informado la compañía al Mercado Alternativo Bursátil (MAB). La iniciativa contará con la tutela técnica de la compañía holandesa Turiq y la española Icofunding.

Por su parte, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA, por sus siglas en inglés) ha elevado en las últimas semanas las alarmas por las colocaciones en el mercado de criptodivisas. La ESMA ha asegurado el pasado noviembre que los inversores no son conocedores del "elevado riesgo" que asumen por participar en las ICO, "al tratarse de inversiones muy especulativas".

Otros supervisores están tomando medidas para contener la fiebre inversora. En Corea del Sur se van a prohibir las cuentas anónimas, es decir, los usuarios de plataformas de monedas digitales que no estén ligados a una cuenta bancaria real. El supervisor de los mercados de Israel ha afirmado que prevé prohibir las salidas a Bolsa de empresas ligadas con el bitcoin, también para evitar la especulación.

El precio del bitcoin, que arrancó 2017 en torno a los 1.000 dólares, alcanzó los 20.000 hace 10 días y desde entonces su volatilidad se ha disparado. Ha llegado a caer a 12.000 dólares antes de volver a los 16.000 y retroceder de nuevo hasta los 14.000.

Normas