12 meses para planear dónde nos darán las uvas

¿En la Puerta del Sol o en Time Square? De rebajas por Nueva York

En busca de la eterna primavera, por los mares del Sur o cerca del Ártico

Campanadas
Getty Images

Como quien no quiere la cosa, el año toca a su fin, configuramos mentalmente nuestra lista de buenos propósitos y mejores deseos, y anhelamos que se cumplan. Entre estos siempre se suele colar un gran viaje o pequeñas escapadas que nos hacen más llevaderas las rutinas diarias, porque a los españoles eso de hacer las maletas nos gusta.

Viajar es un placer y con 12 meses por delante tenemos tiempo para planear dónde nos darán las uvas, ir de shopping, huir del frío en busca de la eterna primavera o al sol que más calienta; disfrutar de la nieve tanto como aguante la temporada; adentrarnos en paisajes de infarto, o vivir la aventura de nuestra vida.

1- Como en casa...

Madrid suele ser uno de los destinos más demandados entre los españoles para pasar la Nochevieja. La capital disfruta de una animada vida nocturna durante todo el año, pero la noche de fin de año es especial. A la permanente fiesta, ¿quién necesita excusas para salir?, se une la tradición, en vivo y en directo, de tomar las uvas de la suerte en la misma Puerta del Sol al ritmo de las campanadas del viejo reloj de la antigua Casa de Correos. Una tradición que se remonta a 1909 y tiene que ver con el exceso de producción de esta fruta, pero que otros sitúan en 1897 y tiene más que ver con costumbres populares de los madrileños.

Rutas alrededor del planeta para aprovechar cada mes del año desde el km 0 a las antípodas

En cualquier caso, hoy es una fiesta callejera, a la que se unen turistas nacionales y extranjeros, y no importa si estamos unos graditos bajo cero o nieva –este año poco probable, según las previsiones meteorológicas–. Si se decide a despedir el año en el km 0, hágalo con antelación, recuerde que el aforo a la plaza se limita a 25.000 personas en los últimos años, que algunas calles de acceso –como la emblemática Preciados o la del Carmen– se cortan y que la estación de metro de Sol se cierra a las 21.00 horas.

2- De rebajas en Nueva York

Cada año miles de turistas viajan a la ciudad de los rascacielos para recibir el año nuevo en Times Square y, tras la fiesta, ir de compras. Este año se espera que un millón de personas abarroten la plaza más famosa del mundo, esperando que caiga la no menos popular bola de cristal que marca el final de año. La bola pesa 5.386 kilos, supera los 3 metros de diámetro y, cubierta por 2.688 cristales triangulares de Waterford, cuenta con luces capaces de crear una paleta de más de 16 millones de vibrantes colores.

En cualquier época del año es posible encontrar rebajas y descuentos de todo tipo, pero en Navidades las ofertas se multiplican. Viajar a Nueva York y no sucumbir a la vorágine de las compras es casi imposible.

Cada tienda puede adelantar o alargar el periodo de descuentos. Desde el bohemio Soho al rutilante Broadway, en la 5th y la 6th Avenida –donde proliferan las tiendas de lujo–; en los grandes almacenes como Macy’s, Bloomingdale’s, Saks Fifth Avenue o en los populares outlets como el Jersey Gardens o el Woodbury Common Premium.

3- Música celestial en Tromso

Noches frías, sobre un paisaje cubierto de nieve, cielos despejados y, de repente, comienza un espectáculo de lo más natural –entre septiembre y marzo–. Desde el cielo empiezan a aparecer luces verdes, malvas, violetas, fucsias, en un titileo frenético, mágico, único. Son las auroras boreales y las puede observar a solo 350 km del Círculo Polar Ártico, por ejemplo, en el bello fiordo noruego de Ersfjord, a las afueras de Tromso.

Una ciudad famosa también por sus típicas casas de madera con más de un siglo de antigüedad. Rodeada de un paisaje espectacular y casi virgen es ideal para actividades al aire libre como senderismo, pesca, navegación en kayaks, paseos en trineos de perros o safaris para divisar ballenas.

4- Entre dos aguas en Punta del Este

Geiser Strokkur
El agua que expulsa el geiser Strokkur en Islandia alcanza una altura de 20 metros. Getty Images

Si durante nuestro invierno no quiere pasar frío, tendrá que huir del hemisferio norte rumbo al verano austral. Punta del Este, en el sureste de Uruguay, es un balneario natural, protegido por una accidentada península de abruptas rocas que separa el océano Atlántico del Río de la Plata. Más de 40 km de playas de arena dorada y de aguas mansas o bravas. Al noreste de la península está la playa Mansa, ideal para familias con niños, mientras que al suroeste está la playa Brava, la favorita de los surfistas y los nadadores que desafían la fiereza del mar.

La sofisticada Punta del Este tiene un gran ambiente de día y de noche, y es un lugar lleno de leyendas, porque antaño fue un refugio de piratas. Un destino de sol y playa, pero también rodeado de bosques y reservas naturales, donde, fácilmente en su puerto, se puede topar con un lobo marino. Muy cerca está la isla de Lobos, que alberga una de las mejores reservas del mundo de estos simpáticos animales.

5- La leyenda continúa

El 10 de abril de 2018 se cumplirán 106 años desde que el mítico Titanic zarpara de Southampton (Inglaterra) rumbo a Nueva York, pero un iceberg se cruzó en la travesía del buque, entonces el más grande del mundo, y truncó la historia, dio paso a la tragedia y surgió el mito, acrecentado por la película protagonizada por Di Caprio, de la que en 2017 se han cumplido 20 años.

Resucitar el Titanic ha sido el sueño de cazadores de tesoros, armadores y millonarios como el australiano Clive Palmer. La naviera Blue Star Line anunció que en 2018 lanzaría una réplica de esta barco, con un interior exacto y un exterior lo más parecido, pero con todas las mejoras de seguridad y motores actuales. La fecha y la ruta del que ya se conoce como Titanic II, el secreto mejor guardado.

6- Memorias en... Sudáfrica

Gampling
Uno de los porches del gampling –campamento de lujo– Garona Safari Camp cerca del parque natural Kruger.

Otro destino perfecto para volver al verano y olvidarnos de nuestras bajas temperaturas. Un país con ofertas para todos los gustos. Desde sol y playa, con espectaculares arenales como los de Eastern Cape Mdumbi, a 45 minutos de Coffee Bay, considerada como la mejor playa del sur de África, a increíbles lugares para los amantes de la aventura.

¿Se imagina bordear el cabo de Buena Esperanza como los antiguos navegantes o alojarse en un campamento de lujo en las inmediaciones del parque nacional Kruger y participar en un safari? Los urbanitas empedernidos se sentirán como en casa en ciudades como Durban o Ciudad del Cabo. Y un atractivo más, Iberia tiene vuelo directo desde Madrid a Johannesburgo.

7- Bajo el mar en las Islas Fiyi

Alojándose en un resort de lujo en el fondo del océano Pacífico. No se asuste. Es el Poseidon Undersea Resort, que está construido sobre una isla privada de apenas 20 km2 en uno de los archipiélagos más paradisíacos del mundo. El hotel cuenta con suites sumergidas a unos 27 m de profundidad, paredes y techos panorámicos de cristal donde podrá sentirse como una sirenita o el rey de los mares. Los menos osados podrán optar por una habitación en superficie también cinco estrellas.

8- Naturaleza salvaje en Islandia

Fiyi
Suite sumergida en el Pacífico del Poseidon Undersea Resort en una isla privada de las Fiyi.

Volcanes, glaciares, cascadas de vértigo como Detifoss, Godafoss, e impresionantes geiseres como Strokkur, que escupe agua ardiendo cada 15 minutos y a 20 metros de altura; piscinas naturales, donde darse un baño caliente, rodeado de hielo y nieve en la conocida Laguna Azul o en los baños geotermales de Myvatn Nature Bath, ambos al aire libre y donde la temperatura del aguaoscila entre 36º C y 39º C.

Paisajes espectaculares como sacados de otro planeta y, a veces, incluso perturbadores, como la ciudad oscura de Dimmuborgir, donde la lava petrificada ha creado caprichosas formas. Todo esto y mucho más podrá encontrar en Islandia, el último confín de Europa. La mejor época para ir es entre junio y septiembre, cuando el clima es suave.

Normas