Barclays prevé una nueva etapa de diálogo incluso con victoria independentista

Cree que las agencias de rating podrían reconsiderar su mejora de calificación a España en 2018

Considera transitorio el impacto de Cataluña sobre el PIB español

elecciones catalanas
EFE

Barclays dibuja un escenario relativamente optimista para el escenario que surja de las elecciones autonómicas que hoy se celebran en Cataluña. La firma británica considera que incluso en el caso de una victoria de los partidos independentistas, se abrirá una nueva etapa de rebaja de la tensión política y de diálogo entre el Govern y el Gobierno de Mariano Rajoy.

“Incluso en el caso de una mayoría a favor de la independencia, esperamos ver un freno a la escalada de tensión y el inicio del diálogo entre el próximo gobierno de Cataluña y el Gobierno español”, afirma la entidad británica en un informe publicado hoy. Barclays reconoce que la incertidumbre sobre el resultado electoral es elevada, con un electorado muy polarizado y ERC y Ciudadanos como principales fuerzas políticas. El escenario más probable es el de un gobierno independentista, bien sea con o sin el apoyo de Catalunya en-Comú-Podem, según cita Barclays que sugieren las últimas encuestas. Aunque la entidad también advierte que no hay que descartar la convocatoria de nuevas elecciones, que se celebrarían en el segundo trimestre de 2018, ante la eventual imposibilidad de alcanzar pactos de gobierno.

Pero aun contando con un nuevo gobierno independentista, la situación sería distinta a la vivida en octubre. Barclays apunta que la vía unilateral hacia la independencia ha sido abandonada por los políticos separatistas moderados. El banco británico prevé una nueva vía de diálogo centrada en la reforma de la financiación autonómica y en más inversión pública en Cataluña.

“Pensamos que si los resultados están en línea con los últimos sondeos, el riesgo político en España mejorará”, señala Barclays, incluso contando con un Govern de signo independentista. El banco no descarta que las agencias de rating pueden plantearse la subida del rating soberano español en 2018, después de aparcar la decisión este año a la vista de la elevada volatilidad política. Además, descarta unas elecciones generales en 2018, al menos no en el primer semestre. Su escenario base es que se celebren a mediados de 2019. Barclays apunta incluso a la posibilidad de una mayoría absoluta de centro derecha, de PP junto a Ciudadanos, que sería del agrado de los mercados.

Respecto al impacto económico de la crisis catalana en el conjunto del PIB español, Barclays sostiene que será transitorio. El banco prevé que el PIB del cuarto trimestre del año caiga al 2,3% frente al 3,1% del tercero y que se recupere con un alza del 2,6% en el primer trimestre del año próximo.

Barclays sí revisó a la baja sus previsiones económicas para España a causa de Cataluña. “Sin embargo, pensamos que los riesgos para 2018 se inclinan al alza. Es más, si la crisis en Cataluña continúa reduciéndose, el crecimiento en España podría terminar por encima del 2,5% el próximo año”, concluye el banco británico.

Normas