salario autonomos

Los autónomos quieren que el Salario Mínimo aumente aún más

ATA aplaude la medida pero pide que en 2020 se alcancen los 850 euros de cobro al mes

Gobierno, patronal y sindicatos han anunciado en las últimas horas la rúbrica de un acuerdo para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en 2018 un 4%, hasta alcanzar los 736 euros mensuales. Esta decisión beneficiará a más de 530.000 empleados del régimen general.

La medida no sólo ha sido aplaudida por los autónomos. Además, reclaman que el mínimo que debe cobrar un trabajador en España debe seguir incrementándose de manera progresiva en los próximos dos años, según declaraciones del presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, a Europa Press.

Aunque no afecta directamente a la situación de los autónomos, ATA considera “oportuna, acertada y lógica” esta decisión tomada por el Ejecutivo de Rajoy. Eso sí, al igual que los representantes de los sindicatos de trabajadores y de la patronal, reclaman al Gobierno un sistema progresivo de aumento del salario mínimo en los próximos dos años hasta llegar a los 830 u 850 euros; es decir, en torno al 15 o al 16% de incremento entre 2019 y 2020.

Desde el Ministerio de Empleo han mostrado su conformidad con esta medida, aunque no se han anunciado los porcentajes concretos de subida previstos para los próximos años. UGT, CC OO y reclaman que sean de un 6% en 2019 y un 10% para 2020, cifra en la que coinciden los representantes de ATA.

Para Amor, la subida del SMI repercutirá positivamente en cualquier ámbito de la economía nacional puesto que “hay que dar más poder adquisitivo a los trabajadores” puesto que se traducirá en un mayor consumo, “más demanda interna y más beneficio para autónomos”. Las arcas públicas también ganarán, gracias a la subida de las cotizaciones, la recaudación de Seguridad Social y de impuestos.

Compatible con el emprendimiento

ATA no ha sido la única representante de los autónomos que ha valorado positivamente la decisión del Gobierno. Los presidentes de la CEOE y de Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi comparten opinión con Amor. Argumentan que esta decisión ha sido totalmente compatible con la creación de empleo en régimen general y a través de la fórmula del emprendimiento hasta ahora; puesto que este año el SMI a subido un 8% y se han registrado 637.000 afiliados más a la Seguridad Social, «por lo que no ha tenido ninguna repercusión negativa».

Normas
Entra en EL PAÍS