Vito Cinque: “Huimos de todo lo estandarizado”

Acaba de ser nombrado vicepresidente de Relais & Châteaux para Europa

Considera que la gastronomía es el factor más importante para el turismo en España

Relais & Châteaux

Relais & Châteaux nació porque los gestores de varios restaurantes, de valores similares, decidieron unirse para comprar publicidad conjunta en el periódico. Así, comprendieron los beneficios de formar parte de la asociación que habían creado. Hoy en día, representan una alianza que da cobijo a 550 hoteles y restaurantes con unos ideales comunes y que defienden lo que ellos conocen como el arte de vivir. Desde los viñedos del valle de Napa hasta la Provenza francesa, la gestión de estos establecimientos depende enteramente de personas y no de grandes compañías. Algo de lo que se muestra muy orgulloso el vicepresidente de la asociación para Europa, Vito Cinque (Nápoles, 1968), quien también es propietario y director general del hotel Il San Pietro di Positano, en la pintoresca Costa Amalfitana (Italia).

¿Qué supone para un establecimiento pertenecer a una organización con el nombre de Relais & Châteaux?

Nosotros nos regimos por el principio de las cinco ces (carácter, cortesía, calma, encanto [charme, en francés] y cocina). De esta manera, si un hotel quiere formar parte de nuestra asociación, va a ser examinado por nuestros inspectores para garantizar nuestro programa de calidad. Los requisitos para ser miembro son: estar en un edificio fantástico, con una localización única y, en el caso de los restaurantes, deben contar con, al menos, dos estrellas Michelin. Además, el trato que se proporcione a los clientes ha de ser exquisito y huir de lo estandarizado.

Relais & Châteaux nació bajo la premisa de lograr un mundo mejor mediante la gastronomía y la hospitalidad, ¿cómo lo hacen?

Nuestro vicepresidente, Olivier Roellinger, presentó ante la Unesco un manifiesto con los 20 principios que los chefs deben cumplir para hacer la mejor cocina posible y, al mismo tiempo, ser responsables con el medio ambiente, la biodiversidad y el cultivo consciente. Esto se logra mediante el uso de productos locales, que contribuyen a la agricultura sostenible, y el empleo de ingredientes de temporada. Así, reducimos en un 30% los residuos y la contaminación, con lo que no solo cuidamos de la alimentación de nuestros clientes, sino también de su salud.

¿Cuál es el mayor reto del turismo?

Las cuestiones políticas, que de un momento a otro crean escenarios completamente distintos. Para Relais & Châteaux, uno de los principales retos es la red de comunicación, porque somos establecimientos muy pequeños. Luchamos contra las grandes empresas y ese es el mensaje que queremos dar a nuestros clientes, que ofrecemos una hospitalidad distinta. En el caso de España, aprecio realmente lo que está haciendo en términos de turismo; existe, efectivamente, un turismo de masas, pero también se le da la bienvenida a los mejores clientes. Ibiza y Formentera, por ejemplo, son sitios fantásticos que pueden ofrecer distintas experiencias a la vez.

¿Es la gastronomía un valor importante para el turismo en España?

No es que sea un factor importante, es que es el más importante. España cuenta con una de las mejores combinaciones posibles. Una cocina muy diversa, tesoros maravillosos, paisajes preciosos, gente encantadora, arte..., ¿qué más se puede pedir? En este sentido, el mayor reto para nosotros es mantener el control sobre los turistas, puesto que cada vez va a haber más y más viajeros. Hay que mantener el control y una adecuada gestión.

¿Qué será lo próximo que veamos de Relais & Châteaux?

Vamos a invertir mucho en nuestra plataforma digital y a aumentar nuestra red. Nuestro objetivo es resultar atractivos a los miembros y a los chefs. Siempre nos hemos preocupado mucho por el medio ambiente, ya que la mayoría de nuestros establecimientos están situados en el campo, en el mar o bien en entornos protegidos, y lo seguiremos haciendo. También vamos a lanzar nuevos sistemas, así como una academia Relais & Châteaux en la que dar formación y conocimiento a las personas que trabajan con nosotros.

¿Cómo retienen sus establecimientos el talento que fichan?

Funciona como cualquier relación: si se mantiene demasiado atada, se escapa. Las personas que trabajan con nosotros sienten que pertenecen a la asociación, les tratamos como parte de la familia y les damos las herramientas para que continúen trabajando con nosotros. Por otro lado, sienten que forman parte de algo especial, ya que ellos son una parte fundamental, lo que llamamos capital humano. Además, se sienten orgullosos, porque si uno es sumiller en uno de los mejores restaurantes del mundo, su jefe le encarga que compre los mejores vinos y se relaciona con los mejores clientes, esa persona tiene un trabajo interesante. Todo el mundo quiere jugar en el Real Madrid o en el Barcelona.

Normas