Guindos vaticina otros cinco años de superávit por cuenta corriente

Asume que solo el populismo o recaer en excesos pasados frenarían a España

Ontiveros cree que la desaparición de las cajas es el gran error de la crisis

cajas de ahorro
El ministro de Economía, Luis De Guindos (derecha), y el presidente de AF), Emilio Ontiveros, este jueves. EFE

El 30 aniversario de Analistas Financieros Internacionales (AFI), y la presentación del libro conmemorativo España 1987-2017: transformaciones económicas, financieras y sociales, sirvió este jueves a los responsables de la firma, y al ministro de Economía, Luis de Guindos, que apadrinó el acto, para hacer balance de la evolución económica y los retos del país. Unos y otros señalaron algunos de los errores e hitos de la historia reciente y dibujaron un futuro prometedor aunque lleno de retos. Guindos hizo gala de especial optimismo y vaticinó que España sumará otros cinco años de superávit por cuenta corriente al excepcional lustro alcista que acaba de cerrar.

Cinco años en positivo en el saldo del intercambio de bienes y servicios, cobro o pago de rentas de inversión, o transferencias, entre residentes y no residentes que España lleva logrando desde 2013 por primera vez en tres décadas.

Para Guindos, el hito puede duplicarse porque “la economía española es hoy más competitiva”. El país, recordó, encadena tres años de crecimiento y consumo, ha recuperado el nivel de rentas de 2007, y, aunque aún está lejos de las cifras de empleo de hace una década, admitió, ha logrado ganar competitividad sin acudir a las palancas monetarias que ahora dependen de la UE.

“Esa ganancia de competitividad se va a mantener. Estos cinco años podemos extenderlos a 10 años”, dijo, “si no cometemos errores advirtió. En este sentido, el ministro apuntó que los excesos precrisis que no se deben repetir son “la burbuja inmobiliaria, la burbuja de crédito y la deuda exterior”. En cuanto a los riesgos del presente, Guindos apuntó al “proteccionismo, el populismo” y, de forma local, el “planteamiento independentista” en Cataluña.

“No tiene el más mínimo sentido que una comunidad autónoma integrada en el mercado de capitales y abierta al mundo dejara de formar parte de España, de la UE y del proceso de globalización”, expuso, tras detallar que espera que tras las elecciones autonómicas del próximo jueves surja un Gobierno comprometido con la Constitución que vuelva a atraer el empuje económico a la región.

Guindos concluyó aseverando que las tres décadas de transformación económica de las que ha sido testigo AFI han sido buenas pero se mostró convencido de que “los siguientes 30 años serán mejores”.

AFI nació en diciembre, apenas dos meses después del lunes negro que marcó el crack bursátil de 1987. “Han sido las tres décadas más apasionantes de la economía y el sector financiero español”, defendió este jueves su presidente, Emilio Ontiveros, confesando que la firma hizo “cómplice” a los tiempos adversos desde entonces a la actualidad.

Para Ontiveros, “hay una década que casi se puede considerar perdida”, dado el retroceso económico que ha traído la última crisis, pero “a pesar de ello el balance es positivo, la economía española se ha modernizado” y se han aprendido algunas lecciones valiosas.

“Ha sido un error que desaparecieran las cajas de ahorro”, manifestó Ontiveros, sin embargo, apuntando este hito como el gran error de los últimos años. “La pluralidad y diversidad de oferta en un sistema financiero es una condición básica para garantizar la eficiencia y la inclusión”, argumentó en un encuentro con prensa previo a la presentación del libro, defendiendo el hecho de que las cajas garantizaban un acceso y cercanía a los servicios básicos y un complemento a los presupuestos públicos con su obra social.

Ontiveros no oculta que las cajas eran también algunos de los principales clientes de AFI y confiesa que su extinción supuso una caída de ingresos del 30%. La diversificación de servicios, una apuesta más global y el uso de nuevas tecnologías son los mimbres con los que la firma ha compensado este hueco y aspira a cumplir 30 años más, detalla su consejero delegado, Borja Foncillas.

"El puesto en el BCE va a ser para España"

“El puesto va a ser para España”, aseveró este jueves el ministro de Economía, Luis de Guindos, al ser preguntado sobre el puesto de vicepresidente del Banco Central Europeo que está en juego y para que el suena su propio nombre. Sin embargo, Guindos rehusó aclarar se presentará a la competición europea por el sillón de Fráncfort y se limitó a avanzar que España presentará su “candidato o candidata” en enero con la esperanza de que sea elegido en febrero.

IPC y salarios

El ministro de Economía, Luis de Guindos, aprovechó el acto de AFI para valorar el dato del Índice de Precios al Consumo (IPC) del mes de noviembre, que este jueves se supo que se elevó al 1,7%, principalmente por la subida de los carburantes. Guindos se mostró confiado en que en los próximos meses tienda a converger con la inflación subyacente, actualmente en el 0,8%, lo que podría situar el IPC en el entorno del 1%, expuso. En cuanto a la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, Guindos expuso que los convenios reflejan alzas del 1,5%, un nivel “parecido al de la inflación”, que en todo caso cree hinchada por el encarecimiento de la energía.

Normas