BlackRock advierte de rentabilidades más modestas para 2018

Sobrepondera la Bolsa, en especial la emergente, aunque es neutral respecto a Wall Street

La gestora es cauta con la renta fija, que tiene en infraponderar

Manuel Gutiérrez-Mellado, del equipo de ventas de BalckRock Iberia
Manuel Gutiérrez-Mellado, del equipo de ventas de BalckRock Iberia

La mayor gestora de fondos del mundo no se suma a la corriente de quienes ven próximo el fin del actual ciclo de crecimiento económico global, que tan jugosas ganancias ha dejado en los mercados financieros, y auguran una cercana corrección en la Bolsa y los bonos que bien podría empezar por Wall Street. En sus previsiones para 2018, BlackRock apuesta por la continuidad del crecimiento global durante unos años más. 

"Vemos cierta ansiedad en el mercado de quienes ven cerca una recesión. Pero este ciclo puede durar unos años más. La aceleración del crecimiento es global, ya no depende solo de Estados Unidos. El entorno es de crecimiento estable, tipos de interés bajos e inflación contenida", explica Manuel Gutiérrez-Mellado, miembro del equipo de ventas de BlackRock, que apunta que las economías conservan todavía cierta inercia de crecimiento una vez logran crecer de acuerdo con su potencial. 

Guitérrez-Mellado reconoce que 2017 ha sido "casi perfecto" para la inversión, con elevadas rentabilidades, escasos sustos y baja volatilidad. La perspectiva sin embargo para 2018 es que "habrá recompensa pero será más baja", a pesar de que el crecimiento económico vaya a seguir jugando a favor. Así, el rally vivido en 2017 ha elevado las valoraciones y consumido ya parte del recorrido alcista que podría quedar para el año próximo.

En este escenario, la Bolsa será el activo estrella para 2018, aunque sea con menor expectativa de rentabilidad. De hecho, la posición de BlackRock en Bolsa estadounidense, que deja este año ganancias cercanas al 30% en el Nasdaq, es neutral. El mercado de renta variable predilecto de la gestora para 2018 es el emergente, que ya habría logrado una posición de solidez económica y donde las valoraciones están menos ajustadas. La visión es también positiva para la Bolsa de Japón y de Europa, por igual para ambos mercados, que se verán apoyados por la mejora de los resultados empresariales y la continuidad de los estímulos de sus respectivos bancos centrales.

En Bolsa estadounidense, pese a la visión neutral, BlackRock sí es positivo en el sector financiero  -que se beneficiará de las subidas de tipos- y en las compañías tecnológicas. La gestora no ve riesgo de burbuja en el mercado estadounidense y apunta que la prima con que cotizan los activos de riesgo sobre los activos refugio está todavía muy lejos de los niveles que se alcanzaron durante la burbuja de las puntocom o del mercado inmobiliario.

La mayor cautela de BlackRock es respecto a la renta fija, donde solo aprecia oportunidades puntuales, en especial en deuda emergente y en bonos estadounidenses ligados a la inflación. BlackRock, que prevé de 3 a 4 subidas de tipos en EE UU en 2018, infrapondera los bonos soberanos estadounidenses y europeos y la deuda corporativa europea y se mantiene neutral para el próximo año en bonos corporativos y municipales estadounidenses y en deuda emergente.

"En un entorno de tipos bajos como el actual, hay inversores que han asumido riesgos en renta fija a los que no están acostumbrados. Deben ser conscientes de que el comportamiento del activo no será igual", advierte Manuel Gutiérrez-Mellado. Destaca especialmente el "comportamiento espectacular" de la deuda corporativa. "Por fundamentales nos gusta pero por valoración estamos negativos", añade. 

En la misma línea se muestra el responsable de Fidelity en España, Sebastián Velasco, que señala que las Bolsas mundiales han corrido demasiado este ejercicio y prevé que 2018 sea un ejercicio mucho más complejo para invertir. El gestor espera que si se registran rentabilidades positivas estas serán muy reducidas, pues la economía empieza a adentrarse en la recta final del ciclo alcista y gran parte de los beneficios de las cotizadas ya se han descontado este año.

A pesar de esta cautela, Velasco no espera que se asista a una tendencia bajista.En su lugar existirá una fase de consolidación sostenida un ligero movimiento a la baja. Desde la gestora sitúan en neutral la Bolsa de EEUU y sobreponderan ligeramente la renta variable europea y emergente.

Normas