Ibex 35

El ‘factor Cataluña’ limitará el esperado ‘rally’ de fin de año en el Ibex 35

El ánimo de los inversores se desinfla, pero la tendencia de fondo es alcista

Las elecciones del 21D condicionarán las subidas, que serían moderadas

2017 tiene ya los días contados. Se acerca el final de un año de récords en las Bolsas y los inversores se preguntan si se producirá el tradicional ‘rally’ navideño o si, tras las fuertes alzas, los activos de riesgo tienen poco recorrido posible. De momento, en las últimas sesiones se han plegado velas, alimentando las sospechas de que se aprovecharán estas fechas para recoger lo sembrado durante un ejercicio muy particular. Para algunos expertos, el año que está a punto de terminar ha sido todo un “reto”, plagado de acontecimientos y riesgos geopolíticos difíciles de predecir. La esperada aprobación en el Senado de Estados Unidos de la reforma fiscal de Donald Trump es a los ojos de los analistas el principal catalizador para nuevas subidas en la renta variable hasta las Campanadas. Pero los ánimos se han desinflado y el ‘rally’ puede hacerse de rogar.

El caso del Ibex 35 es especial, al haberse visto penalizado por la crisis catalana, quedándose rezagado con respecto al resto de los índices europeos. Los analistas coinciden en que Cataluña sigue pesando a la espera de cómo se resolverán las elecciones autonómicas del 21 de diciembre. Sin embargo, la mayoría asegura que las recientes caídas del selectivo español le han dejado en una posición favorable para próximas subidas, aunque en todo caso serían moderadas. El consenso opina que el Ibex se moverá entre los 10.000 y los 10.600 puntos. “Los descensos pueden propiciar más interesantes puntos de compra, aunque siendo muy selectivos por valores”, señalan en Renta 4.

Para el departamento de análisis de Bankinter, “se ha empezado a extender la sensación de que todo lo malo por la tensión política generada podría estar ya recogido en precios, pero este asunto no podrá darse por cerrado hasta conocer el desenlace del 21D”. Apunta que, aunque el mercado cuenta con “una macro absolutamente sólida y capaz de sorprender positivamente de manera recurrente, deberíamos asumir que diciembre se corresponderá con una fase lateral en las Bolsas”. La entidad espera que el Ibex 35 cierre 2017 entre los 10.500 y los 10.600 puntos.

Así, en España, más que ‘rally’, cabría esperar como mucho un ‘mini-rally’, sin terminar de despegar. Pero, ¿y en el resto de mercados? Ramón Morell, de ETX Capital, asegura que “en los mercados financieros las fiestas de Navidad suelen traer júbilo”, y recuerda que desde 1898 sólo ha habido 25 ocasiones en las que las Bolsas estadounidenses han bajado en la última quincena del año. Destaca que los índices de EE UU y Europa están en máximos y “el sentimiento es positivo con la renta variable, aunque se pide estar en guardia”. A su juicio, “los mercados mantienen un tono alcista que puede considerarse un ‘rally’ en EE UU y un intento de buscarlo en Europa”.

Desde la gestora familiar independiente JDS Capital señalan que noviembre y diciembre son dos meses estacionalmente muy buenos para las Bolsas y, aunque la situación actual contiene sus desequilibrios, nada permite anticipar que en un horizonte de tres a seis meses se pueda producir una fuerte tendencia bajista en la Bolsa. Piensa que lo razonable es estar invertido en Bolsa y acompañar la tendencia.

Varios son los factores que los inversores tienen en el foco. Por un lado, el texto definitivo del proyecto de ley tributaria de EE UU, que se prevé debería acordarse antes de final de año. Los expertos están de acuerdo en que la nueva propuesta de reforma fiscal puede impulsar los beneficios de las cotizadas estadounidenses, de media en un 8%, debido a los recortes de impuestos previsibles para las empresas y particulares, convirtiéndose en el catalizador que lleve a las Bolsas a cerrar el ejercicio de forma positiva. Por otro lado, en Europa queda aclarar los acuerdos del brexit. Las negociaciones no terminan de avanzar satisfactoriamente, lo que está generando intranquilidad. “Los inversores ven que el tema se enquista sin solución aparente y sin que alguna de las partes, especialmente el Gobierno del Reino Unido, que está en una posición de debilidad, salga mal parada por esta situación”, dicen en Link Securities. También está pendiente la formación de gobierno en Alemania.

Richard Skaggs, estratega de renta variable sénior de Loomis Sayles (Natixis Global AM), sostiene que el actual mercado de renta variable sigue manteniéndose al alza y disfrutando en los últimos trimestres de una baja volatilidad poco frecuente. Y pone como ejemplo que el índice S&P 500 no ha sufrido una corrección superior al 5% desde febrero de 2016.

El consenso estima que la Bolsa española cierre 2017 entre los 10.000 y los 10.600 puntos, dominando la fase lateral

Por su parte, el Dow Jones ha protagonizado una espectacular subida rompiendo los niveles desde los 20.000 puntos hasta más allá de 24.000. Renta 4 cree que el objetivo está en los 25.000 para antes de finales de año. “Si las bolsas de EE UU se impulsan, algo de ese efecto acaba alcanzando a las europeas también”, subraya la firma. En definitiva, que el cóctel de mejora en los beneficios, bancos centrales, y la confianza de los inversores permiten suponer que el mercado se mantendrá en alza, salvo correcciones temporales.

Normas
Entra en EL PAÍS