Bankia, en compás de espera por Cataluña

Presentará su nuevo plan estratégico en febrero de 2018 y está pendiente de que se retome la privatización cuando se normalice la situación política

Errante en Bolsa desde septiembre, el consenso estima agotado el potencial alcista

bankia Ampliar foto

Bankia ha sido este año una entidad errante en Bolsa. Aunque los últimos resultados presentados correspondientes a los nueve primeros meses de 2017 han sido ligeramente mejores de lo previsto, es el retraso de su proceso de privatización lo que, fundamentalmente, está condicionando el valor. Las acciones se han revalorizado un 3,2% en lo que va de 2017, situándose al filo de los 4 euros, que es prácticamente el mismo precio que marcaba a principios de septiembre, cuando ya se palpaba la tensión en Cataluña, motivo por el cual el Gobierno decidió hacer un parón en la desinversión de la entidad por parte del Frob Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

El Estado controla el 67% de Bankia a través de su matriz BFA y antes del verano se había planteado la venta de un 7-9%, pero la incertidumbre política desatada por el desafío independentista catalán habría llevado a posponer esta operación (anteriormente, en febrero de 2014, se colocó un 7,5% de Bankia por 1.304 millones de euros).

“Los buenos resultados del tercer trimestre de la banca y las perspectivas de una normalización política en Cataluña podrían llevar a que el Gobierno retome la colocación de un paquete accionarial de Bankia, que estimamos sería entre un 7% y 9%”, señalan en GVC Gaesco Beka, donde destacan la solvencia de la entidad, dado que presenta una sólida posición de capital con una ratio del 14,2% -la más elevada en la banca cotizada-, que tras la integración con BMN se prevé quede en el 12,3% proforma. Asimismo, subrayan la calidad crediticia, con una ratio de morosidad del 8,8%, confirmando la tendencia de mejora constante frente al 9,8% registrado a finales de 2016. “Por su parte, la cobertura del 53,8% es la mayor entre los comparables, por lo que no anticipamos problemas de gestión para seguir saneando el balance”, indica la firma.

Natalia Aguirre, directora de análisis de Renta 4, sostiene que “de mantenerse el exceso de capital en el primer trimestre de 2018, la entidad estudiará una posible mejora de la retribución al accionista”. Actualmente su rentabilidad por dividendo es del 2,7%. Y estima que la mejora del margen de intereses del grupo deberá venir fundamentalmente de una mejora del euríbor, dado que el 90% del crédito está ligado al euríbor a doce meses. Se calcula que una subida de 50 puntos básicos en los tipos de interés supondría un aumento del 13% del margen de intereses y del 20% del beneficio neto.

El negocio bancario en España está afectado por unos estrechos márgenes a causa de los bajos tipos de interés y la fuerte competencia, por lo que muchas entidades han reducido plantilla y red de oficinas. Precisamente, tras aprobarse en septiembre la fusión de Bankia y BMN, los planes de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri para recortar empleos se encuentran ya en una fase avanzada, “aunque sin cerrar”. En este contexto, el ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo estos días que el Gobierno se está planteando vender más paquetes de la entidad nacionalizada “lo antes posible”.

GVC Gaesco Beka tiene una recomendación de acumular el valor y sitúa el precio objetivo de la acción en los 4,90 euros, otorgándole un potencial alcista del 20%. Otras casas de análisis como Ahorro Corporación o Banco Sabadell aconsejan comprar, con precios objetivos de 4,40 euros y 4,70 euros, respectivamente.

Otras casas de análisis como Ahorro Corporación o Banco Sabadell aconsejan comprar, con precios objetivos de 4,40 euros y 4,70 euros, respectivamente. Bankinter es de los más optimistas, con un precio objetivo de 5,25 euros, aunque su recomendación es de neutral. Esta última entidad sostiene que “los indicadores de negocio evolucionan positivamente, la ratio de capital lidera el sector y la morosidad desciende”. Piensan, además, que la fusión con BMN “genera valor para los accionistas de Bankia, pero la posible venta de un paquete accionarial por parte del FROB entorpece la evolución de la cotización a corto plazo”. Con todo, el consenso de Reuters ve agotado el potencial alcista.

En un reciente informe sobre la banca española, Credit Suisse estima unos beneficios para Bankia de 857 millones de euros en 2018 y 976 millones en 2019. Comparándola con el resto del sector, cree que “la posición de Bankia es menos fuerte que hace unos meses con respecto a la calidad de los activos por su mezcla de préstamos, siendo más dependiente de las hipotecas que el resto”. Considera que “la acción se ha puesto demasiado cara en comparación con el resto de valores bancarias” y apunta que sus principales riesgos son un rápido aumento en las tasas de interés y una recuperación económica mejor de lo esperado en España. El banco suizo degrada la recomendacion de Bankia a infraponderar y rebaja el precio objetivo de 4,8 a 3,6 euros.

Las claves

Plan de ajuste. La fusión de Bankia con BMN y su integración para ganar tamaño y ser “el cuarto jugador bancario de España”, en palabras de su presidente José Ignacio Goirigolzarri, implica un ajuste de plantilla estimado de 2.000 empleados, el 11% de los 17.300 que suman entre los dos bancos. Tanto Bankia como BMN, ambas controladas en la actualidad por el FROB, ya sufrieron en 2013 un duro ajuste tras recibir ayudas públicas por un total de 24.000 millones de euros.

Dinámica comercial. El banco ha captado 141.000 clientes, en términos netos, en un año y ha aumentado en 103.000 la base de clientes con ingresos domiciliados. Uno de sus productos estrella es la ‘Hipoteca SIN Comisiones’ que lanzó a comienzos de 2017, sin tasas de apertura y amortización ni vinculación. Las nuevas hipotecas concedidas se multiplican por 2,3 veces.

Beneficios estimados. En las estimaciones de beneficios en las que Credit Suisse incorpora la aportación de BMN, la firma pronostica que, en el actual entorno de tipos de interés (suponiendo que no hay aumentos) el banco tendrá un beneficio de 857 millones en 2018 y 976 millones en 2019, incorporando este último año una contribución de 220 millones de BMN.

Normas