Goirigolzarri admite "presiones" en la cotización de Bankia por el retraso de su privatización

Mantiene que el sector financiero en Cataluña está normalizado

Asegura que no va a "batir ningún record de mantenimiento" en la presidencia

bankia
El ministro de Economía, Luis de Guindos (i), junto al presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (d), al inicio del desayuno informativo del Fórum Europa. Goirigolzarri EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, no ha ocultado cierta preocupación aún por la situación política de Cataluña. Considera que "la resaca" de la crisis sobre el sistema financiero "es prácticamente cero" y la situación está "prácticamente normalizada" en la actualidad. Pese a ello, mantiene que del resultado de las elecciones del 21-D dependerá que el impacto en la economía en Cataluña y en España sea mayor o menor. 
 
En su opinión, anticipar cuál será el impacto final de esta crisis "es muy complicado", ya que "no esta escrito" y se tiene que "escribir en los próximos meses", ha afirmado en un desayuno de Nueva Economía Fórum, en el que ha sido presentado por el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Este impacto "dependerá de la reversibilidad" de las decisiones y del tiempo que se mantenga la situación de incertidumbre, pues si se garantiza la seguridad jurídica y el proceso es reversible, el impacto será menor que "si se mantiene la situación compleja y poco definida", ha añadido el banquero. "Quiero pensar que con la ayuda de todos esto se clarifique, se aclare en el periodo más corto posible y el impacto sea relativamente moderado y la reversibilidad de las decisiones sea una constante", ha declarado.

Goirigolzarri no cree que sea ahora la incertidumbre de Cataluña la que esté parando la privatización parcial de Bankia. Estima que este año se están produciendo "presiones  en nuestra cotización", derivadas de dos aspectos: el efecto que tiene el retraso en el crecimiento de los tipos de interés en los resultados; y por la propia privatización de la entidad, ya que el mercado conoce "perfectamente" que el FROB, con el 67% de su capital, tiene el mandato de privatizar la totalidad de la entidad antes del 31 de diciembre de 2019.

El Gobierno tenía intención de vender entre un 7% a un 9% del capital de Bankia antes de cierre de año, pero el bajo precio de las acciones de la entidad, 3,89 euros por título, están retrasando la operación, con la que se prevé devolver las ayudas recibidas.

"El mercado está esperando eventos de liquidez y esperando el momento en que la privatización se produzca; eso nos va a acompañar a lo largo en los próximos meses y estoy convencido en que en el momento en que se den los primeros pasos en términos de la privatización va a reaccionar muy positivamente", ha agregado.

También se refirió en su intervención, y ante las preguntas de la prensa, sobre su futuro como presidente de Bankia. Goirigolzarri fue nombrado presidente de Bankia en 2012, tras haber dejado BBVA unos años antes, banco en el que fue consejero delegado con Francisco González. Aceptó el reto de presidir Bankia porque era un "servicio a tu país y no se puede decir que no", ha declarado hoy. Y ha añadido que "han ido transcurriendo los años y estoy muy comprometido con el equipo de Bankia. Mi compromiso con el proyecto de Bankia es total".

"¿Hasta cuándo? Estoy a la orden. Hasta que los accionistas y el consejo de administración entiendan que eso es lo que hay que hacer",  se preguntó y respondió. Aunque aprovechó para lanzar un mensaje a navegantes, y que los asistentes interpretaron que iba dirigido a González, "pese a todo espero no batir ningún record de mantenimiento, ni por los años de estancia ni por los bilógicos", declaró.

Sobre la fusión con BMN aseguró que el calendario va de acorde a lo previsto, y espera tener cerrada la operación a finales de este año. 

Goirigolzarri recordó que hace cinco años que Bankia recibió sus ayudas públicas, en total, 22.424 millones de euros, y que al cierre de este año ya termina las limitaciones que tenía el banco por parte de Bruselas como consecuencia de haber recibido esta inyección de dinero público. Ante ello, el banquero ha explicado que espera competir en 2018 con el resto de las entidades financieras sin limitaciones, incluso concediendo créditos a promotores y grandes empresas, algo que ya ha comenzado a hacer.

Pese a poder competir ya "entre iguales", como ha señalado, Bankia no tiene intención de adquirir otras entidades como Unicaja, Ibercaja o Liberbank, firmas que fueron citadas como posibles candidatas a ser compradas. Cree que con BMN tiene proceso para que Bankia esté ocupada un tiempo.

Normas