Cataluña perdió 380.000 turistas extranjeros tras el 1-0

La llegada de viajeros cayó un 4,7% respecto al mismo mes de 2016

Es el primer retroceso en octubre desde 2009

cataluña
Turistas a la entrada de la Sagrada Familia en Barcelona.

Las reservas de las primeras semanas de octubre anticipaban que la demanda había caído en Cataluña como consecuencia del clima de tensión generado tras el referéndum del 1-0 y la aplicación del artículo 155 de la Constitución, que suponía la intervención de la autonomía. Los datos hechos públicos por el INE hoy constatan que el agujero incluso ha sido mayor de lo previsto.

A España llegaron 7,3 millones de turistas extranjeros ese mes, lo que supone un pobre crecimiento del 1,8% con respecto al mismo período de 2016. Entre octubre de 2016 y octubre de 2017, el incremento ha sido superior al 10% en diez meses y solo en dos bajó de ese porcentaje. Y en ese frenazo ha tenido mucho que ver Cataluña, a la que llegaron 1,48 millones de turistas extranjeros, lo que supone una corrección del 4,7% y de 380.000 viajeros. Nunca habían bajado las llegadas en ese mes desde 2009 y supone el contrapunto frente al resto de autonomías de sol y playa que siguen beneficiándose del buen tono del turismo mundial y que crecieron en el número de viajeros recibidos. En el acumulado entre enero y octubre se nota de una forma mucho más diluida el impacto del 1-0 en Cataluña, ya que sigue siendo el destino más visitado, con 17,2 millones de llegadas y un alza del 6,6% con respecto al mismo período de 2016.

Aunque la nota no lo desagrega, el ajuste de viajeros en Cataluña ha procedido fundamentalmente de sus dos grandes mercados emisores: Francia y Reino Unido. En octubre de 2016 llegaron 354.819 franceses y doce meses después la cifra bajó a 293.504, lo que arroja una diferencia negativa de 61.300 viajeros. En el caso del Reino Unido no es posible conocer la cifra, aunque el recorte también ha sido muy importante, ya que en octubre de 2016 fue el segundo mercado más importante y en octubre de 2017 ha perdido ese puesto. Pero la dimensión del recorte hace pensar que se han perdido viajeros de muchos otros mercados.

Un cierre entre 81 y 82 millones

El ajuste sufrido por Cataluña, la comunidad más visitada en España, y la posibilidad de que se prolongue en los dos meses que quedan por contabilizar del año obligará al Ejecutivo a revisar a la baja las previsiones de cierre del año. Antes del verano se especuló incluso con la posibilidad de llegar a 84 millones de visitantes, tal y como calculó el servicio de estudios de CaixaBank, y pelearle a Francia el puesto como el destino más visitado. Posteriormente y a medida que avanzaba el conflicto en Cataluña, las previsiones oficiales fueron menos optimistas y hablaban de 81 u 82 millones. Entre enero y octubre han llegado 73,4 millones de personas.

Si a esa cifra se le suman los registros alcanzados en noviembre y diciembre del ejercicio pasado, asumiendo que no van a crecer (entre ambos meses llegaron 7,26 millones de turistas extranjeros), el resultado final se acercaría a los 81 millones. Si por el contrario crece a las tasas acumuladas hasta octubre se estaría más cerca de los 82 millones.

Normas