La banca extranjera aconseja comprar Bolsa española en sus apuestas para 2018

Los analistas prevén que la incertidumbre política se traslade a Italia

El Ibex cotiza a unos múltiplos atractivos después de la corrección sufrida con la crisis catalana

ibex Ampliar foto

La incertidumbre política seguirá acompañando a los inversores en 2018, pero si hasta la fecha el mercado español está siendo su principal víctima, es de esperar que en el próximo año le tome el relevo Italia. Con esta idea, la banca de inversión y gestoras internacionales eligen al Ibex 35 como su apuesta preferida en Bolsa europea para los próximos 12 meses.

El selectivo español se prometía como la gran sorpresa del ejercicio y a comienzos de mayo lideraba los ascensos en Europa con un alza del 18,23%. Conforme pasaban los meses las subidas se moraron y se limitan ahora al 9,8%, una revalorización que le lleva a situarse a la cola de la zona euro, penalizado por la crisis catalana.

El gran beneficiado de esta toma de beneficios es el Mib italiano, índice con el que el selectivo español ha abierto una brecha desde comienzos de septiembre. Pero los inversores internacionales se muestran esperanzados en que en 2018 se revierta la situación.

Nick Peters, gestor de Fidelity, cree que el mercado ha sobrerreaccionado a las tensiones independentistas y que está ignorando las inestabilidad que traerá consigo las elecciones en Italia.El experto aconseja incrementar posiciones en el Ibex 35 y abrir posiciones bajistas en la Bolsa italiana.Ya una semana antes Goldman Sachs recogía en su informe de perspectivas que la Bolsa italiana tiende a registrar un comportamiento peor que sus comparables en los meses previos a los comicios.

En la misma línea se muestra Diego Jiménez- Albarracín, responsable de renta variable de Deutsche Bank, que insiste en el auge de los partidos euroescépticos en el país transalpino. “Junto a Francia, Italia es el segundo país de la zona euro en el que las formaciones a favor de abandonar la moneda única más fuerza están cobrando”, subraya.

El experto añade que pese a que la reforma del sistema electoral limita la llegada al poder de estas formaciones, a medida que se acerque la fecha todas las miradas estarán puestas en el Movimiento 5 Estrellas y su evolución en las encuestas. Como ocurrió en Francia con Marine Le Pen cualquier avance del partido fundado por Beppe Grillo tendrá su traslado al Mib, un índice en el que la banca (sector muy sensible a la inestabilidad política) tiene un fuerte peso.

Credit Suisse alude a la crisis en Cataluña como la razón que justifica las bajas valoraciones de la Bolsa española, convirtiéndolo en el tercer mercado más barato en márgenes de normalización. El banco suizo defiende que las cotizadas españolas son una buena forma de aprovechar la recuperación de Brasil con exposición al país sudamericano cerca del 20%. Asimismo defienden que los bancos españoles no están caros en comparación con sus homólogos europeos, por lo que las entidades pueden ser una buena opción para sacar partido de la recuperación de los beneficios al calor de las subida de los tipos de interés.

Para que las estimaciones que existen sobre la Bolsa española se transformen en realidad es imprescindible que la estabilidad política regrese a España.La clave está en las elecciones del 21D. Desde Morgan Stanley prevén un triunfo de los partidos constitucionalistas y escogen a la renta variable española como el mercado más atractivo de pequeñas y medianas empresas. Los expertos aconsejan comprar Bolsa española y vender francesa o alemana. Los expertos de Mirabaud AM esperan que el 21D introduzca inestabilidad, pero creen que el Ibex cotiza a precios atractivos para tomar posiciones.

Correcciones de hasta el 22%

Pero no todo es optimismo entre la banca de inversión. Algunos dudan de la capacidad de Bolsa española para registrar subidas en 2018. Société Générale defiende en su informe de perspectivas que las Bolsas tienen un recorrido al alza muy limitado el próximo ejercicio. “Esperamos que las exigentes valoraciones y el repunte de los tipos de interés limiten las subidas bursátiles en 2018”, sostiene. Por mercados, con los que se muestra más desconfiado es con el español e italiano, en los que la incertidumbre política jugará un papel destacado.

Para el Ibex 35 los analistas de la firma no descartan caídas hasta los 9.800 puntos en 2018 y a los 8.000 para 209 2019. A los precios actuales supone otorgar un potencial de corrección del 22%. Por su parte, el Mib caería un 21%.

Los analistas de Merrill Lynch defienden que el mercado está infraponderando el riesgo catalán a la banca española a la que la factura de la crisis le podría costar un 27% del beneficio.

Normas