startups francesas

La relación ganadora entre las startups francesas y españolas

Digital Sister Innovation presenta soluciones desarrolladas por startups francesas, y el impacto que generan en la economía española.

Las inversiones de las startups francesas en España superan los 60 millones de euros en los últimos cinco años, sólo en el sector TI. A su vez, Francia es el primer cliente de España, el segundo proveedor de los españoles y el tercer inversor más grande. En total 1.300 empresas españolas en Francia, creando 40.000 empleos. Son sólo algunos de los datos que ponen de manifiesto el efecto positivo y las buenas relaciones comerciales entre ambos países.

Todos ellos se pusieron de manifiesto en el evento Digital Sisters Innovation. Promovido por Business France, este evento trata de poner en contacto a startups punteras del país galo con potenciales clientes e inversores en España. En total, 18 de las startups más innovadoras del país vecino estuvieron presentes en Madrid y Barcelona, para seguir cultivando esa relación ganadora, a partir de las buenas relaciones comerciales entre España y Francia.

Territorio Pyme conoció de primera mano a las principales startups presentes. Tuvimos la oportunidad de charlar con la ganadora del Digital Sisters Innovation: Mediarithmics. Una innovadora solución de marketing digital que permite monetizar los datos de manera segura. Cumpliendo a rajatabla con la nueva Ley de Protección de Datos de la Unión Europea. Abriendo una línea diferencial frente a ladesprotección existente en cuanto a privacidad que tienen los usuarios cuando utilizan servicios online.

Dos factores la diferencian, según declaraciones realizadas a este diario por la propia compañía. Por un lado, "el tiempo real". Un tiempo real que va más allá de la recolección de los datos de un potencial cliente. La activación del usuario también se realiza en tiempo real, lo que supone una gran diferenciación frente a otras soluciones del mercado. El otro factor diferencial está relacionado con la flexibilidad. "Nosotros somos flexibles. Porque cada vez que encontramos un editor, dice 'yo hago esto. Y en el camino me voy a dar cuenta de que tendré que hacer cosas que ahora ni conozco. Y quiero una solución para ello'. Nosotros podemos amoldarnos en ese hipotético escenario, siendo una solución muy flexible".

La Protección de Datos como vía de negocio

La aparente permisividad de los usuarios en lo que a Protección de Datos se refiere es una tendencia con fecha de caducidad, según muchos expertos. Vaticinan una creciente demanda de servicios que protejan dicha privacidad. En varias de las startups que se han dado cita en Digital Sister Innovation ha quedado reflejada esta tendencia creciente.

Otro ejemplo de ello es Pertimm. Un buscador basado en inteligencia artificial. Permite, a través de Bots, generar conversaciones reales con clientes, para incentivar e incrementar las ventas a partir de las búsquedas que se realizan en una tienda online. "La verdadera habilidad está en saber cuándo derivar a una persona del Bot a un servicio de atención al cliente humano".

La compañía va mucho más allá. Acaba de recibir una inversión de millón y medio de euros, dentro del programa europeo Horizon 2020, "para producir un interfaz local capaz de comprender el lenguaje natural y hacer una conversación real con un robot. Verá la luz en 2019, con 20 personas del equipo en Valencia y Francia trabajando en esta tecnología. Nuestro objetivo es competir ahí con otros servicios conectados de Google y Amazon".

Un buen ejemplo de relación beneficiosa para ambos países. Y un buen ejemplo de solución que ve en la Protección de Datos un lugar en el que competir frente a grandes como Google. "Por ejemplo, tienes un robot en la casa, con el que interactúas y al que, indirectamente aportas información. Pero que las empresas sepan todo lo que hago en casa es demasiado. Creemos que habrá una conciencia de la vida privada, poniendo un límite a lo que la tecnología puede conocer de nosotros", aseguran desde Pertimm. 

Desde la startup estiman que en breve será posible pedir a un asistente virtual: "quiero vacaciones para dos en la playa". Búsquedas complejas, que requieren de interpretación a través de bots. Ahí es donde entra la tecnología de Pertimm. Aseguran que serán capaces de descifrar este tipo de cuestiones, ofreciendo resultados de precisión sin pasar por Google u otros buscadores. El asistente virtual, entenderá perfectamente la pregunta, y será capaz de ofrecer un resultado hiperpersonalizado, contactando directamente con los proveedores, que recibirán dicha petición. En este contexto, Google o los sitios web estáticos no serán relevantes.

Proyectos franceses, en algunos casos con participación española y que, en cualquier caso, están generando efectos positivos para la economía de ambos países, como quedó demostrado en el evento.

Normas
Entra en EL PAÍS