riesgo de divisa

Riesgo de divisa: prevenciones en una pyme para evitar sustos en las cuentas

Planificar las operaciones, contratar seguros específicos para el tipo de cambio y evitar tratar de aprovecharse de los cambios bruscos en bolsa ayudan a que salgan las cuentas cuando se opera en el extranjero

A día de hoy según el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) el 47% de las pymes que exportan lo hacen a países fuera de la zona euro. Para estas empresas es imprescindible conocer cómo funciona el mercado de divisas y cuáles son sus previsiones, con el objetivo de que cierren cada año fiscal con las mejores cifras posibles.

La compañía de servicios financieros Ebury, ha elaborado una guía con recomendaciones para evitar problemas derivados del riesgo de divisa. Operar fuera de la Unión supone asumir algunos riesgos relacionados con este asunto. Pero existen una serie de pautas a seguir, tanto si la empresa ya funciona en el mercado exterior, como si lo va a hacer en el medio plazo. Ebury resalta los siguientes.

En primer lugar, ir de la mano de una entidad bancaria o alguna empresa especializada en transacciones internacionales. También es esencial planificar los pagos y cobros fuera de las fronteras de la zona euro que la mercantil tiene que realizar a lo largo del año. Son cuestiones primordiales a las que hay que sumarle el hecho de conocer las previsiones en los tipos de cambio de divisas que pueden ocurrir durante un periodo determinado.

Resulta esencial contratar un seguro del tipo de cambio que garantice el capital inicial. Además, los expertos recomiendan tratar con sumo cuidado “el mercado spot”, es decir, desarrollar operaciones pagando al contado. Y es que, hay que tener en cuenta que los pagos y cobros internacionales no se realizan inmediatamente; es preferible no llevarse sustos por haber intentado sacar rédito a una transacción inicialmente beneficiosa.

En este sentido, aconsejan evitar dejarse llevar por un intento de aprovechar la versatilidad de las bolsas. Esta opción existe, son las órdenes de mercado. Permiten ejecutar operaciones de manera automática con el objetivo de obtener la mejor cotización posible y aprovecha picos de volatilidad las 24 horas del día. Las órdenes de mercado consisten en establecer por adelantado una cota o límite deseado al cual se estaría dispuesto a vender o comprar.

Suponen un riesgo destacado porque el precio de la moneda puede fluctuar dentro de ese periodo.

Otra de las posibilidades existentes a la hora de operar con divisas es la contratación de instrumentos llamados opciones o acumuladores. Según Ebury, son “especulativos y dan una cobertura compleja” ya que no ofrecen la previsibilidad del seguro de tipo de cambio.

¿Existe la tranquilidad el mercado internacional?

Contratar un servicio que cubra el 100% del riesgo en el cambio de divisa y de tranquilidad a la empresa es posible siempre que sea un seguro de tipo de cambio, que permita conocer la cotización de la moneda en un periodo de tiempo determinado.

Normas
Entra en EL PAÍS