Perspectivas para 2018

Mirabaud AM: "La Bolsa española está en un punto excelente para invertir"

La gestora reconoce incertidumbres a corto plazo pero toma posiciones con miras al medio y largo

Ve un riesgo importante en la renta fija por el recalentamiento de la economía de EE UU

ibex 35
EFE

La crisis política en España, que el próximo 21 de diciembre pasará por un nuevo capítulo con las elecciones autonómicas de Cataluña, ha pesado sobre la Bolsa española pero ha creado también una atractiva oportunidad de compra, en opinión de Mirabaud Asset Management, que está aprovechando las recientes caídas para reforzar posiciones. 

"A corto plazo sí vemos incertidumbres con el 21 de diciembre, pero con un horizonte de inversión de 3 a 5 años años, la Bolsa española está en un punto excelente para invertir, en un magnífico punto de entrada", asegura Lionel Aeschlimann, socio y miembro del comité ejecutivo del Grupo Mirabaud, y consejero delegado de Mirabaud Asset Management. En la presentación de perspectivas para 2018 realizada hoy, los ejecutivos de la gestora han señalado su sobreponderación de la Bolsa europea, en la que España juega un papel destacado.

"Las compañías españolas han mejorado sus balances y eficiencia. hay crecimiento económico, una baja inflación y compañías más saludables. Los fundamentales para la Bolsa española son positivos", añade Aeschlimann, que reconoce que la gestora está estos días comprando valores españoles. En cartera tiene Bankia y CaixaBank, únicas entidades financieras españolas que son la excepción en la visión prudente que la gestora tiene en general para el sector financiero, sobre el que aún pesa una baja rentabilidad.

"La deuda soberana española no se agitó con los acontecimientos de octubre, no vimos alzas significativas de los diferenciales. La situación macroeconómica en España mejora", añade Gero Jung, economista jefe en Mirabaud Asset Management y miembro del Comité de Inversiones de Mirabaud. Jung recuerda además que, por fundamentales, la Bolsa española está más barata. Así, el ratio PER estimado para 2018 es de 13 veces, frente a las 15 del índice europeo Stoxx 600 y los 17,6 del S&P 500. Su rentabilidad por dividendo también es mayor, del 3,8% este año, frente al 3,3% del Stoxx 600 y del 1,9% del índice estadounidense. 

Riesgo en la Bolsa y la deuda estadounidense

De cara a 2018, Mirabaud ha rebajado su posición en Bolsa estadounidense a neutral, al tiempo que sobrepondera la europea. La gestora advierte del riesgo de excesivo calentamiento de la economía estadounidense, que el conjunto del mercado está subestimando, y que podría ser motivo para una corrección significativa en Wall Street, con capacidad de contagio a la Bolsa europea. "La duda para los inversores está en si perderse o no el recorrido adicional que puede tener Wall Street del 5% ó 10% en los próximos meses. Nosotros preferimos estar neutrales", señala Aeschlimann.

"Estados Unidos está ya casi al final del ciclo económico. El riesgo de recesión ha aumentado, aunque no es nuestro escenario base", explica Jung. El experto augura el alza de la inflación en Estados Unidos, por el alza de los salarios, la reciente estabilidad del dólar y el contagio del aumento de precios en China. "EE UU ya emplea el cien por cien de su producción, no necesita estímulos adicionales como una rebaja de impuestos. El mercado subestima el calentamiento de la economía estadounidense", añade. De hecho, la gestora prevé para 2018 cuatro subidas de tipos en EE UU, una más de las apuntadas por la propia Reserva Federal y lejos de las dos que estaría contemplando el consenso de mercado. 

"Vamos a estar muy vigilantes con la renta fija, vemos riesgos muy importantes, hay que hacer una gestión activa", señala Aeschlimann. La gestora prevé de hecho que el rendimiento del bono estadounidense a 10 años suba al 3,5% en 2018, frente al 2,88% del consenso de mercado, según explica la firma.


Normas