La marca Volkswagen invertirá 22.800 millones entre 2018 y 2022

La enseña dedicará 14.000 millones a sus fábricas de Alemania

El objetivo es adecuar todas sus plantas mundiales al coche eléctrico

Un Volkswagen Golf GTE en proceso de carga eléctrica
Un Volkswagen Golf GTE en proceso de carga eléctrica REUTERS

La marca automovilística alemana Volkswagen, propiedad del grupo homónimo, realizará inversiones de alrededor de 22.800 millones de euros entre 2018 y 2022 para impulsar el desarrollo de la producción modular, así como para continuar con su ofensiva de producto y en su estrategia de electromovilidad.

Según informó la empresa en un comunicado, este fuerte compromiso inversor forma parte de la implementación del plan estratégico Transform 2025. Resaltó que, del importe total, 14.000 millones de euros se destinarán a las factorías alemanas hasta 2022.

El consejero delegado de la firma Volkswagen, Herbert Diess, apuntó que este paquete inversor servirá de "impulso decisivo" de la mayor ofensiva de tecnológica y de producto de la historia de la compañía. ""Nuestro objetivo es posicionar a Volkswagen de forma sostenible para liderar en segmentos de volumen y para tomar una posición de liderato en la electromovilidad", añadió.

La compañía destacó que gran parte de esta inversión se concentrará en Alemania. Así, la empresa destinará 1.000 millones de euros en la transformación de su centro de Zwickau (Alemania) para convertir el centro en una instalación puramente para modelos electrificados, ya que en ella se concentrará la fabricación de vehículos con la plataforma MEB.

Volkswagen recordó que en 2020 lanzará al mercado el modelo eléctrico I.D., que será el primero de una nueva generación de coches eléctricos. La plataforma MEB permitirá autonomías de entre 400 y 600 kilómetros.

Esta nueva generación de automóviles se lanzará casi al mismo tiempo en Europa, China y Estados Unidos. Para 2020, el volumen de producción de lanzamiento del I.D. será de 100.000 unidades y, para 2025, Volkswagen prevé comercializar "al menos" un millón de vehículos eléctricos.

Además, la firma Volkswagen invertirá 2.900 millones de euros en su centro de Wolfsburg para fabricar la nueva generación del Golf, entre otros aspectos, al tiempo que también inyectará 1.100 millones de euros en Emden para concentrar en dicha instalación la fabricación de la gama Passat.

La compañía destacó que otros centros de producción como los de Landaben (Navarra), Palmela (Portugal) o Bratislava están preparando la fabricación de nuevos modelos con la plataforma MQB y la firma lanzará todocaminos en sus plantas de México, Estados Unidos, Sudamérica o Rusia. La fábrica española 

Igualmente, como parte de este proyecto, la empresa también invertirá en sus centros de producción de componentes en Alemania. La previsión es que la planta de Brunswick reciba 750 millones de euros, mientras que a Kassel se destinarán 1.500 millones de euros y 800 millones de euros irán a parar a Emden.

34.000 millones para el conjunto de la compañía

El grupo automovilístico alemán Volkswagen afirmó el viernes pasado que invertirá más de 34.000 millones de euros en el desarrollo de movilidad eléctrica, conducción autónoma y nuevos servicios de movilidad y digitalización hasta finales de 2022, según ha anunciado la compañía en un comunicado.

El consejo de supervisión del consorcio automovilístico se ha reunido este viernes y ha determinado que la mayor parte de la inversión irá destinada a la electrificación e hibridación de todos los modelos del grupo.

Además, la entidad ha avanzado que la gama de producto de las marcas que componen el consorcio será electrificada para 2030, así como que se desarrollarán en Europa bajo la plataforma MEB, concretamente, en la planta de la compañía en Zwickau (Alemania), que se transformará en una fábrica de producción de "movilidad eléctrica pura".

"Estamos reinventando el automóvil. Para lograrlo, estamos haciendo inversiones específicas para proporcionar los fondos necesarios de nuestros propios recursos. Estamos sentando las bases para convertir a Volkswagen en el jugador número uno del mundo en movilidad eléctrica para 2025", ha señalado el consejero delegado del grupo Volkswagen, Matthias Müller.

No obstante, Müller ha matizado que llevará a cabo dicho proceso "sin dejar de lado" las tecnologías ya existentes (motores de combustión interna) y los proyectos de vehículos actuales. "Dadas sus marcas y su potencial de sinergia, estoy convencido de que el grupo Volkswagen dominará este balance como ninguna otra compañía en la industria de la automoción", ha subrayado.

El Golf, en Wolfsburg

Por otro lado, la marca ha adelantado que, desde finales de 2018, toda la producción de la gama Volkswagen Passat se concentrará en Emden (Alemania), mientras que la familia del Volkswagen Golf se ensamblará en Wolfsburg a partir de la próxima generación en adelante.

"Tenemos un plan convincente. Nuestra posición financiera es sólida. Tenemos la experiencia y el talento. La ronda de planificación que acaba de aprobarse proporciona el marco, y ahora tenemos que ponernos a trabajar rápidamente y avanzar hacia el éxito compartido", ha argumentado Müller.

Por su parte, el responsable de Finanzas del consorcio alemán, Frank Witter, ha resaltado que en las últimas semanas el precio de las acciones de la compañía ha dado pasos "alentadores" hacia niveles previos a la crisis.

Asimismo, Witter ha apuntado que la liquidez de la empresa con sede en Wolfsburg se mantendrá en un nivel "sólido" en 2017, pese a las "altas" salidas de efectivo debido al 'dieselgate'. "Confiamos en alcanzar un mínimo de 20.000 millones de euros", ha matizado.

El grupo Volkswagen espera que Brasil, China, Rusia y Norteamérica sean los principales mercados "impulsores" de este crecimiento que la compañía se ha fijado para los próximos años.

Finalmente, la compañía ha querido dejar claro que la inversión señalada anteriormente no incluye las 'joint ventures' que el grupo mantiene en China, ya que estas se financian con sus propios recursos.

Normas