Un cartel de Silicon Valley en San Francisco, Estados Unidos.
Un cartel de Silicon Valley en San Francisco, Estados Unidos.

Silicon Valley estalla por una nueva propuesta fiscal para las startup

La proposición retende cambiar el mecanismo que grava las opciones sobre las acciones de este tipo de empresas

La medida busca generar ingresos para compensar las desgravaciones fiscales

Silicon Valley, meca de las sturtup y empresas tecnológicas, se ha puesto este martes en pie de guerra contra el Senado de EE UU por una propuesta de reforma fiscal que pretende cambiar el mecanismo que grava las opciones sobre las acciones (stock options) de las startups. El objetivo es generar ingresos con el nuevo gravamen para compensar las desgravaciones fiscales. Los fundadores de estas empresas e inversores han alertado de que si la proposición se convierte en ley supondría el fin de la industria, según informaciones de Bloomberg.

Hasta ahora, los titulares de las opciones tienen derecho a adquirir acciones en el futuro, normalmente en un plazo de cuatro años, a un precio fijo por lo que pueden resultar muy beneficiosas si la empresa consigue aumentar el precio de sus participaciones. En ocasiones esta posibilidad forma parte de la compensación para empleados y fundadores de las startups, que reciben salarios más bajos a cambio de un gran pago si la empresa despega. 

Ahora los republicanos del Senado, responsables de la propuesta, quieren gravar estas opciones sobre acciones a medida que se consolidan y antes de que los empleados de nueva creación puedan cobrarlasSi esta moción prospera, los poseedores de dichas opciones podrían cargar con facturas fiscales de miles de dólares. 

Lo que pretende el Senado es que los empleados de nueva creación paguen regularmente un impuesto sobre la ganancia de valor de sus opciones sobre acciones, incluso antes de ejecutarlas. "Lo que esto significa es que todos los meses, cuando su compensación de capital se reduzca un poco, le deberá impuestos al Estado, aunque no pueda hacer nada con esa compensación de capital", ha dicho Fred Wilson, un capitalista de riesgo de Union Square Ventures, mencionado por Bloomberg. 

Con el código impositivo actual, los empleados solo pagan impuestos cuando ejecutan sus opciones. Su derecho sobre las acciones se ejerce cuando el precio que se les otorgó, conocido como el precio de ejercicio, es más bajo que el precio de la acción, y se puede proceder a vender algunas acciones para hacer frente a los impuestos. 

La preocupación se ha adueñado de los creadores e inversores de startups que han asegurado que esta podría ser la ley que acabase con esta nueva industria. "Esta reforma obligará al empleado promedio a pagar impuestos mucho antes incluso de saber si sus acciones son un boleto ganador", ha afirmado Amanda Kahlow, fundadora y presidenta ejecutiva de datos de marketing de 6sense a Bloomberg. 

El director ejecutivo de la KeepTrucking, Shaoaib Makani, ha asegurado a la misma agencia de noticias financieras que de instaurarse este nuevo sistema, tendría que vender la empresa: "Tengo cero valor neto aparte de las acciones comunes que tengo en la empresa. Seria imposible. Estaría en bancarrota". 

Normas
Entra en EL PAÍS