El duelo Alibaba-JD entra en una fase más volátil

Los dos principales ‘ecommerce’ chinos empiezan a competir en alimentación

El gigante de Jack Ma está empezando a tener más presencia en el mundo real

Centro de logística de ZTOExpress, en Fuyang (China), el sábado, Día de los solteros (11 del 11), cuyo nombre está registrado por Alibaba.
Centro de logística de ZTOExpress, en Fuyang (China), el sábado, Día de los solteros (11 del 11), cuyo nombre está registrado por Alibaba.

La feroz rivalidad en el comercio electrónico chino está entrando en una nueva fase, potencialmente volátil. Unas ventas disparadas en el tercer trimestre y una sorprendente ganancia neta en el período muestran que JD (con un valor de mercado de 49.000 millones de euros) está controlando los costes mientras sigue el ritmo de Alibaba (409.000 millones). Pero el monstruo de Jack Ma se está introduciendo en sectores clave como la logística y la alimentación, y amenaza los ya estrechos márgenes de JD.

Los resultados confirman que el segundo mayor grupo de ecommerce de China, liderado por Richard Liu, se está haciendo fuerte. Los ingresos de junio-septiembre subieron un 39%, hasta los 11.000 millones de euros, gracias al aumento de compradores en sus webs. JD, que tiene inventario e invierte mucho en su propia red de logística y reparto, al igual que Amazon, también tuvo un inesperado beneficio neto en el trimestre, por segunda vez desde que se salió a Bolsa (mayo de 2014). Si las cosas siguen por buen camino, JD debería de repartir su primer beneficio anual el próximo año.

Sin embargo, Alibaba proyecta una larga sombra sobre la suerte de JD. La empresa de Ma está pasando de su modelo “ligero en activos” a tener más presencia en el mundo real. Ahora está invirtiendo dinero para seguir el ritmo de JD en logística y reparto. Eso supone que ambas se enfrenten cara a cara en áreas como las tiendas de comestibles online, en las que los almacenes refrigerados y la entrega en el mismo día, por ejemplo, son fundamentales para ganar cuota de mercado.

El liderazgo inicial de JD en logística, así como socios suyos con mucho dinero como Tencent y Wal-Mart, la ayudan a defenderse de Alibaba. Pero el margen de maniobra ya es estrecho: en agosto, la empresa calculó que los márgenes netos ajustados para este año estarán entre el 0,5% y el 1,5%.
Incluso pequeños aumentos en los costes o reducciones en los precios pueden aniquilar sus ganancias. Hasta el viernes, las acciones de JD habían caído un 13% en tres meses, pero aún superaban el 60% en un año. Los inversores tendrán que acostumbrarse a la marejadilla.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas