Estos son los nueve valores del Ibex que valen más en Bolsa que en 2007

Inditex multiplica por tres su valoren Bolsa en este periodo

Telefónica, que superaba los 100.000 millones, ocupa hoy el cuarto puesto del índice

Ibex 35 pulsa en la foto

Ayer se cumplieron 10 años desde que el Ibex 35 cerrara a 55 puntos de los 16.000, los niveles más altos alcanzados en sus 25 años de historia. En la actualidad, el selectivo cotiza en el entorno de los 10.200 puntos. Entre los años 2003 y 2006, el Ibex 35 acumuló una revalorización del 153%.

La composición del índice y la valoración de las compañías ha variado en estos 10 años. Telefónica, que tenía una capitalización que superaba los 100.000 millones de euros y era el valor con más peso del índice, cae hoy al cuarto puesto mientras que Inditex es hoy –antes era el octavo– el valor que más pesa seguido de Santander. Un total de nueve valores del selectivo han registrado aumentos en su capitalización bursátil en esta década. El caso más significativo ha sido el de Inditex que ha multiplicado por tres su valor en Bolsa hasta cerca de los 100.000 millones.

A juicio de Borja Rubio, jefe de intermediación en España de Orey iTrade, el Ibex sigue contando con cuatro compañías de gran peso que ya estaban en el índice entonces como son Santander, BBVA, Telefónica e Iberdrola. Sin embargo, el experto destaca que hay otras compañías que han ganado peso con los años. Además de sobre Inditex, Rubio destaca la progresión que han experimentado otros valores como Amadeus o Grifols. "A pesar de estas excepciones, el Ibex 35 continúa siendo un índice muy bancarizado y con compañías destinadas a negocios relacionados con la construcción/gestión de servicios, etc..como son Acciona, Abertis, ACS, Ferrovial, Colonial, Merlin Properties".

Los expertos recuerdan cuáles fueron los motores que empujaron al selectivo a los máximos históricos. "El escenario de los 15.000 se vivió en plena ebullición de la burbuja financiera. Exceso de deuda, valoraciones disparadas, un mercado inmobiliario en máximos y la burbuja hipotecaria fueron el mejor caldo de cultivo para llevar al Ibex a dichos niveles", recuerda Óscar Anaya, director de ventas de Tradition España.

Prem Thapar, director de Lombard Odier Gestion, recuerda que "había un fuerte crecimiento económico apoyado en el sector inmobiliario y la construcción, unido a un entorno de elevada liquidez, debido a un periodo prolongado de tipos de interés reales negativos, lo que propició un nivel de apalancamiento elevado por parte de familias y empresas para invertir en activos reales. En este entorno los sectores bursátiles bancario, construcción e inmobiliario lideraron la subida".

Sin embargo y tras tocar los 16.000 puntos intradía, el índice empezó a corregir los excesos del ladrillo. La crisis económica se inició con las hipotecas subprime en EEUU, y se propagó a todos los rincones del mundo. Lo que comenzó como una crisis inmobiliaria terminó convirtiéndose en una de las crisis financieras más graves de todos los tiempos. En septiembre de 2008, tras el rescate de las dos principales entidades hipotecarias estadounidenses, Fannie Mae y Freddie Mac, llegó la quiebra inesperada de Lehman Brothers, lo que supuso un enorme revés para los mercados. El Ibex cerró 2008 con su mayor caída anual al perder un 39%.

La posibilidad de que el selectivo español alcance nuevamente los 16.000 es "complicada porque la composición del índice ha variado sensiblemente desde entonces. Para alcanzar los 16.000 puntos el Ibex 35 debería subir más de un 56%, algo que tendría que sustentarse en un crecimiento económico elevado y estable durante varios años que fuera acompañado de un fuerte incremento de los beneficios empresariales", explica Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities.

El experto cree que para alcanzar ese nivel sería imprescindible la "cooperación" del sector bancario ya que su peso relativo en el índice ronda el 35%. Y es que sin la banca, el analista cree que es "muy complicado y para que los bancos recuperen valoraciones cercanas a las 1,5 veces valor en libros deberían impulsar su rentabilidad sobre fondos propios (ROE) sensiblemente por encima del 10%, nivel que pocos alcanzan en estos momentos". Para ello necesitarían un entorno económico favorable y tipos de interés más elevados, una mezcla complicada en estos momentos.

Eduardo Bolinches, analista de ActivTraders, destaca que el Ibex 35 es junto con el selectivo italiano, el único índice europeo que no está en máximos o cerca de tocarlos. "Estamos viviendo una crisis más duradera con un sistema bancario tocado", explica el experto.

Anaya cree que "aún nos quedan por delante unos cuantos trimestres para que el Ibex pueda recuperar dichas cotas. Estamos en una fase distinta del ciclo con muchas compañías en proceso de desapalancamiento y ajustes de plantilla".

Normas