La prisión de Junqueras empaña el Ibex

El selectivo ha caído un 0,96% el viernes y un 1,57% en las últimas cinco sesiones

Siemens Gamesa en la última jornada de la semana ha perdido un 3,6%; Sabadell y CaixaBank, entre un 2,7% y un 1,8%

ibex 35
Bolsa de Madrid EFE

La Bolsa española sigue lastrada por la situación política y judicial en Cataluña. El lunes el Ibex 35 se disparó un 2,44% tras ponerse en marcha la aplicación del artículo 155, que implica la toma de control de la administración catalana por parte del Gobierno central. Sin embargo, el posterior desarrollo de los acontecimientos, con el ex presidente Carles Puigdemont huido a Bélgica y las detenciones de casi todo su Gobierno, sentaron como un jarro de agua fría a los inversores. El Ibex perdió en tres sesiones buena parte de lo avanzado el lunes y el martes, y cerró la semana con una subida del 1,57%, hasta quedar en 10.357,8 puntos.

IBEX 35 9.049,30 -0,12%

Bancos afectados. La principal corrección del Ibex 35 vino de la mano de los bancos. Banco Sabadell y CaixaBank registraron respectivas caídas en la sesión del viernes de entre el 2,71% y el 1,66%. El sector financiero el que mejor refleja las dudas existentes en el mercado sobre la evolución de una determinada economía. En el conjunto de la semana, dos valores bancarios estuvieron entre las firmas con mayores caídas. Bankinter cede un 1,7% y Bankia un 0,6%. Ambas entidades únicamente tienen presencia en España.

Brecha frente a Europa. La evolución de la semana del Ibex 35 ha permitido a la Bolsa española cerrar levemente la brecha frente a otros parqués europeos. Aun así, plazas como Milán, París o Fráncfort registraron subidas entre el miércoles y el viernes, frente a la corrección del selectivo español. En la última sesión de la semana, los índices de las grandes compañías europeas cotizaron casi planos, frente a la caída del Ibex 35. El Dax alemán registró en la semana un avance de casi el 2%.

Deuda bajo control. A pesar del aumento de la tensión derivada del encarcelamiento del antiguo Govern de la Generalitat, el rendimiento del bono español a 10 años se ha relajado a niveles previos al estallido independentista catalán de principios de septiembre. También ha mejorado la posición de los bonos italianos, especialmente tras conocerse la extensión del programa de compras de deuda del BCE durante 2018.

Así, la diferencia entre ambos se ha estrechado a 31 puntos básicos, mínimos de los últimos doce meses. Italia reduce por tanto la prima que los inversores le piden respecto a la deuda española. La rentabilidad de su bono a diez años ha caído en las dos últimas semanas del 2% al 1,783%. El bono español cotiza en el 1,475%. La prima de riesgo frente al bono alemán cerró en 110 puntos básicos.

Cambios en la Fed. Al margen de Cataluña, los inversores conocieron esta semana que el presidente de Estados Unidos (EE UU), Donald Trump, ha designado a Jerome Powell como sustituto de Janet Yellen al frente de la Reserva Federal, a partir de febrero de 2018. La mayor parte de las firmas de análisis considera que Powell mantendrá el mismo ritmo de retirada de estímulos monetarios que había anunciado su predecesora. 

Powell tendrá que encargarse de la futura normalización de su política, que incluye alzas de tipos y la reducción del balance del banco central. Uno de los temores del mercado es que el nuevo responsable de la Fed no logre mantener la suficiente independencia frente a Trump. Otro de los acontecimientos de la semana vino del Banco de Inglaterra, que subió los tipos por primera vez en una década.

Buenos datos en Europa. En mitad de la temporada de resultados trimestrales, las sorpresas positivas han predominado. En dos de cada tres compañías, el beneficio obtenido en los nueve primeros meses del año ha sido mejor que el previsto por los analistas, de acuerdo con datos recopilados por Thomson Reuters. Es el caso de Renault, que se disparó un 5% el viernes tras batir las previsiones del mercado, o del editor de periódicos Schibsted (de Noruega) que se disparó un 18%.

Siemens Gamesa

El fabricante de aerogeneradores cerró la semana con una subida cercana al 6%, después de anunciar que ha logrado un acuerdo para suministrar 310 molinos de viento para cinco proyectos en Estados Unidos. La firma instalará estas turbinas en cinco proyectos diferentes, que tendrán una capacidad para suministrar energía limpia a cerca de 240.000 hogares.


Indra

La compañía de consultoría y tecnología fue la empresa del Ibex 35 con peor evolución en la semana, dejándose un 9,2%. Esta mala evolución se ha producido a pesar de que la compañía logró batir las previsiones del mercado. De hecho el 42% de los analistas recomienda comprar los títulos de la compañía.

IAG

La compañía aérea IAG (matriz de British Airways, Iberia y Vueling) ha cerrado con un descenso en torno al 1%. Al igual que Indra, estas caídas se producen en una semana en que el grupo ha revisado al alza sus expectativas de beneficio. Eso sí, el petróleo está en niveles de hace dos años y medio.

Normas
Entra en El País para participar