La avidez de los grandes fondos anticipa el éxito de la ampliación de Liberbank

La acción se dispara un 13% desde que arrancó la operación

El núcleo duro con el 52% ha ejecutado ya sus derechos de suscripción

liberbank Ampliar foto

A una semana de que Liberbank cierre el periodo de suscripción preferente de su ampliación de capital (el día 10 es el último día en el que cotizarán los derechos), fuentes conocedoras de la operación señalan que la demanda está siendo un éxito.

El mercado apunta lo mismo. La acción sube un 12,5% desde que el cierre del pasado jueves, el día antes de que se desdoblaran los derechos de las acciones. El derecho sube un 27,2%.

Las alzas de los últimos días –los títulos cerraron ayer con un avance del 5,3% y los derechos del 10,6%– responden a que ayer fue el último día para que los accionistas que se comprometieron a acudir a la ampliación ejerzan sus derechos y los saquen de cotizar. Han apurado al máximo este periodo y, al haber menos derechos, la cotización de estos sube: se retiran del mercado tras solicitar su ejecución. Se trata del grueso de los accionistas del banco: las fundaciones de las antiguas cajas, Oceanwood, el empresario mexicano Fernando Tinajero, la familia asturiana Masaveu y el fondo Davinci Capital. Han comprometido un 52% de la ampliación. Oceanwood tiene un 17,1% del capital, dijo que iría por el 12,6%, pero ahora también ejercitará ese 4,5%.

El beneplácito de la renta variable a la operación se ha trasladado también a la renta fija. La rentabilidad de la deuda subordinada marcó el miércoles mínimos al perder el 4,8%. El precio, que cotiza de forma inversamente proporcional, se sitúa en máximos en el 107% del nominal. Días después de la resolución de Popular, el interés de estos bonos se disparó por encima del 10%. El mercado da por sentado que la ampliación, que elevará la ratio de capital de máxima calidad, es un éxito, lo que se traduce en menos riesgo para los dueños de deuda subordinada.

LIBERBANK 0,51 0,89%
LIBERBANK DERECHOS 0,42 8,46%

El mínimo descuento del 1,4% que ofrece el mercado si se entra en Liberbank a través de derechos en lugar de a través de acciones antiguas es otra prueba de la avidez compradora. Es lo que ocurrió en la ampliación de Santander, cerrada en julio, a lo largo de la mayor parte del periodo de suscripción preferente, lo que hizo que la demanda total (incluida la de acciones en la segunda vuelta) fuera de ocho veces el importe de la oferta (7.072 millones de euros).

Al igual que en la ampliación de capital de Liberbank ejecutada entre mayo y junio de 2014, en el que la demanda total fue superior al 700% de la colocación.

Escudo hasta el 21

Es cierto que Liberbank ha puesto encima del tapete un descuento muy atractivo para los inversores, del 38%, frente al 18% que aplicó el banco que preside Ana Botín. La entidad cuenta además con unos 25.000 pequeños accionistas, que pueden acudir a la ampliación por el importe que consideren o vender los derechos en el mercado, que tributarán al tipo del ahorro en la declaración de la Renta: se pagará por su venta entre el 19% y el 21% a Hacienda.

La colocación acelerada del 19% que retenían las antiguas cajas de ahorros antes de dar el pistoletazo de salida a la ampliación fue un éxito. A ella han acudido un nutrido grupo de más de 40 fondos. Los encabezan Oceanwood (que pasó del 12,6% al 17% del capital), Wellington (4,15%) y Lansdowne (1,07%). El banco pilotado por Manuel Menéndez goza del blindaje contra las posiciones bajistas hasta el próximo 21 de noviembre, ampliable hasta final de mes. Si nada se tuerce, el día mencionado comenzarán a cotizar las nuevas acciones y la CNMV levantará el escudo que desplegó por primera vez el pasado 12 de junio.

¿Es más barato entrar por derechos o por acciones?

La demanda que registra la ampliación provoca que apenas haya diferencia en entrar en el banco directamente a través de la compra de acciones o de derechos. Estos cerraron ayer con un alza del 10,58% tras sumar una segunda sesión con fuertes alzas.

Entrar en Liberbank a través de los derechos es solo ligeramente más barato que comprando acciones antiguas. Los derechos cerraron ayer a 0,397 euros y, dado que el folleto de la ampliación establece que 19 derechos permiten comprar 41 acciones nuevas, el precio unitario de cada una de esas participaciones posampliación es de 0,433 euros. Las acciones, que cotizan de forma separada a los derechos desde hace justo hoy una semana, subieron ayer un 5,26% hasta los 0,44. Es decir, son tan solo un 1,4% más caras que los derechos. Queda todavía la posibilidad de apurar los plazos de la ampliación para exprimir el descuento.

Normas