Financiación para emprendedores: qué me ofrece ICO y las entidades financieras

Cuantía, plazo, proyecto y garantías

Línea ICO Empresas y Emprendedores 2017

Financiación para autónomos

financiación pymes

Fondos para invertir, crecer o simplemente tener la liquidez suficiente para poder hacer frente a los pagos. Todos estos puntos, más que necesarios en una empresa han visto como estos años han sido una misión casi imposible para muchas empresas y autónomos, y, especialmente para los negocios de nuevo funcionamiento. La razón es sencilla. Por un lado, un emprendedor carece de historial crediticio que sirve de referencia a las entidades financieras para su concesión y conectada con este punto, su futuro es más incierto en cuanto a la generación de beneficios, tanto a corto como a largo plazo.

Aunque la concesión de créditos se ha incrementado en los últimos años en particulares y empresas, el segmento del emprendedor sigue siendo un eslabón débil. Por esto, es uno de los grandes objetivos de financiación por parte del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que proporciona líneas de financiación específicas para que los bancos presten a los emprendedores. Este es un punto esencial que no nos debe llevar a engaños. El ICO proporciona los fondos y establece las condiciones de pago (plazo, carencia, intereses, etc.), pero es la entidad financiera la que analiza el riesgo, lo que hace indispensable presentar la operación de la forma más detallada posible.

Qué ofrece el ICO a los emprendedores

En 2016, el ICO concedió 4.681 millones de euros distribuidos en más de 81.000 operaciones. El 67% los préstamos estuvieron destinados a microempresas con menos de 10 trabajadores, un porcentaje que se eleva hasta el 91% si se tiene en cuenta las empresas con menos de 50 trabajadores.

En el caso que analizamos, se centra esencialmente en la línea ICO Empresas y Emprendedores 2017 que está orientada a autónomos y empresas que realicen inversiones productivas en el territorio nacional y/o necesiten cubrir necesidades de liquidez. Estas necesidades determinan las condiciones. En plazo, si es liquidez, es de un máximo de 4 años, con la posibilidad de un ejercicio de carencia. Si es para inversión, se eleva a los 20 años, en este caso con 2 ejercicios de carencia.

Con respecto a los costes, se deja potestad a los bancos a que establezcan una comisión única de apertura de la operación. Pero, esta, sumada al tipo de interés que no debe superar un tipo de interés TAE máximo que también establece esta entidad financiera pública. Este, se sitúa para préstamos variables entre el 2,346% máximo en un préstamo a 1 año y el 4.848% a 20 años, y en préstamos a tipo fijo, entre el 2,313% a un año y el 6,278% a 20 años.

Consejos para conseguir tu financiación

Conseguir estas líneas de financiación en estas condiciones a priori atractivas no es automático, es necesario que nuestra solicitud sea realista en todos sus puntos, para poder defenderla con facilidad ante la entidad financiera:

  • Cuantía: Es el primer punto clave. Si es para una inversión determinada fijar la misma es sencillo. Eso sí, argumentemos porque elegimos esta inversión: precio más económico, características de la misma, etc. Si es por liquidez el trabajo debe ser más concienzudo, ya que es recomendable anexar la proyección de ingresos y gastos en la que no sólo se determine esa necesidad de liquidez, también la capacidad de devolución del mismo.
  • Plazo: Se debe proponer de forma que equilibre una devolución lo más temprana del mismo, pero también con unas cuotas que, dentro de este plan de empresa o presupuesto de ingresos y gastos, permita su pago sin comprometer la evolución del negocio.
  • Proyecto: Todo se enmarca dentro de un proyecto global que es en la mayoría de los casos en los que se va a sustentar buena parte de la viabilidad de la concesión al no tener muchos datos reales de la empresa al ser un nuevo proyecto. Por eso, justifica el mismo de la mejor forma posible, incluye tu plan de negocio completo y actualízalo con los datos reales que ya tengas facturación, pedidos, clientes… toda la información que avale o refuerce la viabilidad del mismo.
  • Garantías: Desgraciadamente es un compañero de viaje para muchos emprendedores, autónomos o empresas. Si requieren garantía procura que se ajuste a lo que solicitas (por ejemplo, para un préstamo de liquidez de pequeña cuantía, que no exijan garantía hipotecaria).

Aún quedan meses para beneficiarte de esta posibilidad de financiación para autónomos. Hay fondos suficientes. Es más, ya en 2016 se concedió menos que en 2015 por la mejora global en el acceso a crédito de las empresas. Pero, si no llegas a tiempo, en el 2018 se abrirá una nueva línea para que los emprendedores crezcan.

Normas