El Ibex recupera niveles de agosto ante la tregua en Cataluña

El Ibex sube un 1,36% en octubre

La prima y el bono vuelven a niveles previos al 6 de septiembre

ibex 35 Ampliar foto

Ha sido el mes de mayor tensión institucional de la historia reciente española. Sin embargo, la Bolsa cierra octubre como el mejor mes desde abril (cuando la victoria de Macron en las elecciones francesas disipó la sombra de la ultraderecha en Europa) y vuelve a niveles de agosto. Los inversores celebran que el agua no ha llegado al río y  que el enconamiento de las relaciones entre Cataluña y España se haya resuelto (de momento) con la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la convocatoria de elecciones en Cataluña. Cierra octubre con un alza del 0,7%.

El Ibex sube un 1,36% desde el transcendental 1 de octubre, la fecha fijada por los independentistas para celebrar su referéndum, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Tres días después la Bolsa sufrió su peor sesión desde el brexit, cuando cayó un 2,85%. Entonces estaban la picota los valores catalanes, que fueron progresivamente trasladando su sede social fuera de Cataluña al ritmo que temían por la inestabilidad jurídica en la región.

Principales cotizaciones

IBEX 35 8.289,20 0,00%
USD x EUR 0,9493 0,232%
EUROSTOXX 50 3.942,62 0,54%
Petroleo Brent 76,810 0,867%

Los primeros fueron los bancos, con el negocio más sensible a las tribulaciones políticas. Sabadell sube en el mes un 1,96%, mientras que CaixaBank cede un 0,86%. También Colonial (-1,18%) y Gas Natural (-1%) cierran el mes en negativo. Mientras, Cellnex sube más de un 10%. Grifols, el único miembro del Ibex que se mantiene en Barcelona, sube en octubre un 9% apoyado en la fortaleza del dólar.

A mediados de mes la tensión política se tomó un respiro y la Bolsa entró en compás de espera. Coincidió con la suspensión de la independencia anunciada por Carles Puigdemont en el Parlament y la correspondencia cruzada entre este y La Moncloa, que iniciaba los trámites de la suspensión de la Autonomía en Cataluña. Fue ese el momento elegido para volver la vista a lo económico, de la mano de la contraopa lanzada por ACS (a través de su filial alemana Hochtief) sobre Abertis. La concesionaria sube en el mes un 8% y ACS, un 7,14%.

Las últimas sesiones han estado marcadas por el amago de convocatoria de elecciones del president al que siguió la aprobación final de la DUI en el Parlament. Y la puesta en marcha del 155 por el Gobierno y la convocatoria ahora sí de comicios para el 21 de diciembre. Una solución que saludó la Bolsa el lunes con el mayor alza desde abril y que contagió el verde también a la sesión de hoy.

"De continuar normalizándose la situación en la autonomía en los próximos días, la Bolsa española seguirá recuperando parte del terreno perdido en los últimos meses, donde su comportamiento ha sido sensiblemente peor que el del resto de bolsas europeas a pesar de que tanto los fundamentales de la economía española como los de muchos de sus cotizadas están entre los más destacados de la región", destacan en Link Securities, que añaden que "a medida que nos acerquemos al día de las elecciones en Cataluña, serán las encuestas de intención de voto una de las principales referencias para los inversores, ya que una nueva victoria del bloque independentista volvería a complicar, y mucho, el escenario político en Cataluña y en el conjunto de España".

Algo que, sin embargo, no ha sido suficiente para engancharse definitivamente a las alzas del resto de Bolsas europeas. Solo el MIB italiano ha subido menos que el Ibex este mes, un 0,52%. El Cac y el Dax han subido más de un 3% y el FTSE 100, un 1,73%.

Más allá de la política, Octubre ha sido el mes de presentación de resultados de buena parte de las cotizadas. Ha provocado que Dia pierda un 14% tras anunciar un profit warning. En el lado opuesto, Siemens Gamesa consigue librarse de las dudas de su propio recorte de beneficios y de la destitución de dos consejeros. Sube un 12% y se coloca como el mejor valor del Ibex.

También pasará la historia reciente económica como el mes en el que Mario Draghi anunció el principio del final de su programa de estímulos. Ha sido, sin embargo, más moderado de lo esperado por el mercado. El banquero anunció una menor compra de bonos a partir de enero, pero matizó que podría revertirlo y que a la zona euro le queda un largo trecho con los tipos a cero.

Los matices de las palabras de Draghi dieron un respiro a los bonos periféricos. La rentabilidad del español a 10 años se sacude también las dudas por Cataluña y cierra el mes en el 1,45%, mientras que en los momentos de mayor tensión llegó a superar el 1,7%. Tanto el bono como la prima se sitúan en niveles previos a que el Parlament aprobase la ley de referéndum y la tensión con el Gobierno central fuese un paso más allá.

La rentabilidad del italiano perdió tras las palabras de Draghi el 3% y se sitúa en el 1,8%. Registra la mayor caída en la rentabilidad desde julio de 2015. La del portugués marca mínimos de dos años y medio.  Las palabras de Draghi provocaron debilidad en el euro. Cotiza por debajo de los 1,16 dólares, en niveles previos al rally veraniego que llegó a poner en cuestión los planes del BCE.

Normas
Entra en El País para participar