Los bancos mantienen su "compromiso con la Constitución"

En un comunicado conjunto CECA y AEB recuerdan que forman parte de la Unión Bancaria que les permite "proteger el ahorro de los depositantes"

Insisten en que están bajo el paraguas del Banco de España y del BCE

referéndum cataluña
El presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont. EFE

Al final, y tras días de debate en las dos patronales bancarias, la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) han decidido realizar una meditada declaración institucional en la que manifiestan su "compromiso con la Constitución y la legalidad vigente" para resolver la situación creada tras la declaración aprobada el pasado viernes por el Parlamento de Cataluña.

"El mejor camino para consolidar la recuperación de la economía y el empleo en Cataluña y en el resto de España es la continuidad del esfuerzo colectivo que, a partir de la Constitución y del Estatuto de Autonomía, ha hecho posible nuestra convivencia en libertad, la presencia de España en Europa y la mayor etapa de progreso económico y social de nuestra historia común", han señalado ambas asociaciones en su comunicado conjunto.

Han recordado, además, que las entidades financieras integradas en CECA y AEB están sujetas a la regulación española y europea, así como a la supervisión del Banco de España y del Banco Central Europe.  

Y han insistido en que están igualmente comprometidas con el cumplimiento de las leyes que emanan de la Constitución y en que formar parte de la Unión Bancaria les permite "cumplir con su misión principal que es proteger y gestionar el ahorro de los depositantes y financiar el crecimiento".

Estas entidades habían decidido emitir un comunicado conjunto el pasado 3 de octubre, dos días después de que se celebrará el referéndum ilegal del 1 de octubre con el objetivo de declarar la independencia unilateral de Cataluña. Pero optaron por retrasar su declaración tras la decisión de Banco Sabadell y de CaixaBank de trasladar su sede fuera de Cataluña ante la fuga de depósitos que estaban sufriendo, medida que freno la salida de fondos de estos bancos. Otro momento en el que también debatieron si era conveniente o no difundir este comunicado fue el pasado 10 de octubre, coincidiendo con la comparecencia de Carles Puigdemont en el Parlament en la que dejó en suspenso la independencia.

Pero en ambos casos hubo voces en las patronales que preferían que el comunicado no viera la luz una vez que parecía que lo peor para el sector había pasado. Recordaban el negativo efecto que había producido en algunos círculos las declaraciones también conjuntas del sector realizadas el 18 de septiembre de 2015, nueve días antes de que Cataluña celebrase sus elecciones autonómicas, ante el temor de que se extendiera el proceso independentista. 

Pero la declaración independencia del Parlament realizada el viernes pasado encendieron de nuevo las alarmas. La decisión del Gobierno pocas horas después de convocar elecciones en Cataluña el próximo 21 de diciembre relajaron en parte el nerviosismo inicial. 

En su comunicado de 2015, las entidades estaban incluso dispuestas a abandonar su actividad en Cataluña.

Normas