Gestoras de inversión colectiva

Los fondos de Banco Madrid se vacían antes de irse a Trea

La firma que ha adquirido por 16,5 millones la gestora de Banco Madrid se quedará tan solo con los alrededor de 700 millones correspondientes a los fondos que comercializa BMN. El resto se han vaciado.

La liquidación de Banco Madrid entró a finales de abril en su recta final con la venta de la gestora a TreaAsset Management Capital, que abonará por ella 16,5 millones de euros. Ese dinero irá a parar al concurso y servirá para pagar a los acreedores de la extinta entidad financiera. La operación, que todavía tiene que ser autorizada por la CNMV, permitirá al comprador aumentar el tamaño de sus activos bajo gestión en cerca de 700 millones de euros. Pero buena parte de los fondos originales ni siquiera llegarán a la nueva gestora.

Banco Madrid Gestión de Activos contaba con tres patas. La primera era la de sus 21 fondos propios, que a inicios de marzo de 2015, cuando estalló el escándalo por blanqueo que acabó en su liquidación, tenían alrededor de 900 millones. La segunda eran los 27 productos comercializados por Liberbank, con alrededor de 1.800 millones gestionados, y que han sido devueltos a la entidad pilotada por Manuel Menéndez por tres millones. Una jugada redonda para Liberbank, que los había vendido en 2013 por más de 26 millones. El tercer pilar eran las 22 carteras comercializadas por BMN, que la gestora de Banco Madrid asumió en 2013 por 27,1 millones, con unos 700 millones de patrimonio.

El primero de esos tres segmentos, las carteras de marca propia, casi ha desaparecido. El patrimonio que gestionan ronda los 32 millones de euros, después del lógico proceso de reembolsos y traspasos. Los que más dinero atesoran son el fondo mixto Pentathlón, con 9,9 millones de euros, y el Banco Madrid Ahorro, de renta fija a corto plazo, con 8,3 millones, según los datos de Bloomberg. Les sigue de lejos el de renta variable española, Banco Madrid Ibérico Acciones, que gestiona 4,9 millones (véase gráfico). Renta 4, que fue nombrada la gestora provisional de todos los fondos oficialmente en junio del año pasado, ha tenido que lidiar con la parte más difícil. Diseñó los compartimentos de propósito especial (side pockets, en la jerga), con la porción de los fondos que debía llenarse con el dinero que tenía como depositario Banco Madrid y que en principio los administradores concursales se negaron a entregar. Finalmente, claudicaron ante la CNMV y han devuelto ya los alrededor de 170 millones que les debían. “Ese asunto está prácticamente resuelto; ahora queda liquidar los fondos, pues no tiene sentido que existan con esos patrimonios mínimos”, señalan fuentes conocedoras del proceso.

En torno al 90% del patrimonio ha salido de los productos a través de traspasos

No está claro si tendrá que ser Renta 4 o la nueva gestora quien se ocupe de poner el punto final a los 21 fondos propios de Banco Madrid. Trea AM tiene experiencia de sobra en el sector. Gestiona alrededor de 1.700 millones de euros, tras haber llegado a un acuerdo para hacerse cargo de la cartera de Cajamar. Eso sí, las fechas están muy apretadas y deben darse varios pasos antes de que Trea AM se haga cargo de los fondos. El proceso, que debe contar con la bendición del supervisor que preside Elvira Rodríguez mediante su no oposición, se alargará previsiblemente hasta después del verano.

16,5

millones de euros pagó Trea AM por la gestora de Banco Madrid.

700

millones de euros aspira a gestionar Trea, la parte de los fondos de BMN.

Desde Trea aducen que el traspaso avanza “con normalidad” y aspiran a mantener en cartera los fondos ligados a BMN, que “van como un tiro”.

Entretanto, es previsible que se acelere la fuga del poco dinero que queda en las 21 carteras de Banco Madrid que no tienen ningún comercializador. Solo el pasado viernes, una docena de fondos y Sicavs perdieron de media el 60% de su patrimonio de golpe. Fuentes financieras detallan que cerca del 90% de las salidas de patrimonio se dan a través de traspasos a otros fondos de inversión y solo el 10% con reembolsos en efectivo.

Renta 4, como gestora provisional, asegura que no ha realizado ningún tipo de actividad comercial para atraer a los partícipes de los fondos condenados a desaparecer. “Solo si los clientes nos lo podían explícitamente les ofrecíamos productos”, señalan fuentes de la entidad. Esos 900 millones han ido a parar a las firmas que reclutaron a los banqueros privados de Banco Madrid, como Bankinter, A&G y Popular Banca Privada.