Mapfre gana el 22,3% menos por las catástrofes naturales

Los huracanes y terremotos en Caribe y Norteamérica restan 176 millones de euros

España es el motor del grupo, con un alza del 9,2% en los beneficios

Mapfre
Antonio Huertas, presidente de Mapfre

Las catástrofes naturales en Norteamérica y el Caribe han pasado factura a los resultados de Mapfre del tercer trimestre. Su beneficio neto ha descendido el 22,3%, hasta los 445 millones de euros después de encajar un impacto de 176 millones netos por los huracanes y terremotos. Sin el efecto de esas catástrofes, el beneficio atribuible habría crecido el 8,6%. El consejo de administración ha aprobado además el dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2017, que se mantiene en 6 céntimos de euro por acción, que se abonará el próximo 14 de diciembre.

La actividad de Mapfre en Norteamérica y Caribe tiene un fuerte peso en el negocio del grupo, que en el tercer trimestre ha provocado el descenso de beneficios por las catástrofes naturales que han azotado la región. Así, el área de Latinoamérica, que incluye Brasil, genera en septiembre el mayor volumen de primas del grupo, por 6.197,6 millones de euros, con un crecimiento del 14%, por encima de los 5.257,9 millones de euros de primas de España, donde el crecimiento es del 3,7%.

Estados Unidos, Puerto Rico, República Dominicana y México se han visto afectados por los huracanes Harvey e Irma y México ha sufrido además dos terremotos. Con semejante balance, Mapfre ya avanzó en septiembre que su impacto tendría un coste neto de entre 150 y 200 millones de euros y se vio obligada a revisar su rentabilidad para el período 2016-2018, que había fijado en un 11%.  

Los terremotos y huracanes han afectado también al ratio combinado de la compañía, que refleja la relación entre los siniestros y las primas. Esta medida de eficiencia se ha situado en el 98,7%, por debajo del 100% pese a la magnitud de las catástrofes naturales registradas y sin las que ese ratio combinado habría sido del 96,3%. La compañía destaca la evolución del negocio de reaseguro que, a pesar de las citadas catástrofes, logra un beneficio de 97,3 millones (el 20,7% menos) y un crecimiento en primas del 3,8%, hasta los 3.300,5 millones de euros.

España, ajena a tales catástrofes naturales, ha sido el motor del beneficio de Mapfre en los nueve primeros meses del año, con un beneficio acumulado de 390 millones de euros, el 9,2% más interanual. Le sigue en beneficios la división de Latinoamérica, con ganancias de 156,7 millones de euros y un crecimiento interanual del 6,6%. En España, contando también con Portugal, las primas se incrementaron un 3,7%, hasta los 5.151 millones de euros, un crecimiento muy superior al registrado por el sector, según explica Mapfre. Destaca el negocio de automóviles, con un volumen de primas de 1.652 millones de euros (+3,3%), y una mejora del ratio combinado de 4,4 puntos porcentuales, hasta el 91%.

Las primas de Brasil se situaron en 3.449 millones de euros, lo que supone un incremento del 7,8% respecto a septiembre del año anterior, reflejando la revalorización del real brasileño, del 8,8%, y que en otros trimestres ha sido un elemento desfavorable para el grupo.

Las inversiones de Mapfre ascendieron a 49.370 millones de euros al finalizar septiembre. El 54% de las mismas corresponden a deuda soberana, mientras que el 20% son inversiones de renta fija corporativa y el 9% está en acciones y en fondos de inversión. El ratio de Solvencia II al cierre del primer semestre de este año se situó en el 205,6%, con un 87% de capital de máxima calidad (TIER 1). 

 

Normas