Seat dice que cambiará la sede social en caso de inseguridad jurídica en Cataluña

En una publicación interna de la compañía, el presidente Luca de Meo asegura que "de momento, hemos podido operar con normalidad", con lo que no harán cambios

seat
Trabajadores de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)

Seat despeja, de momento, las dudas al respecto de si cambiará o no la sede social de la automovilística fuera de Barcelona y Cataluña por la situación del proceso de independencia. En una carta a la plantilla a la que tuvo acceso Cinco Días, el presidente, Luca de Meo, aseguró que “para la compañía, un cambio de sede social estaría motivado por la búsqueda de la protección jurídica y tendría sentido en el momento en el que entendamos que ésta ya no se da en el territorio en el que estamos ubicados”. En este sentido, señaló que “hasta el momento no hemos tenido que tomar ninguna decisión porque hemos podido desarrollar nuestra actividad operativa con normalidad”.

De este modo, el presidente ha buscado enviar un “mensaje de serenidad” a los “más de 14.500 personas” que trabajan en Seat, “en su mayoría en la provincia de Barcelona”. Pero también, dar una respuesta pública a las constantes preguntas sobre qué ha decidido hacer la compañía.

La multinacional Volskwagen ha multiplicado sus contactos con la filial española en las últimas semanas, según informaba el diario El Mundo el pasado jueves, pero ha dejado en manos de su consejo de administración la decisión sobre si es conveniente o no el traslado y cuándo o cómo hacerlo.

De hecho, varias fuentes del sector sostienen que hay preparado un plan de cambio de sede social si las condiciones cambiaran. Sin embargo, el presidente ha dejado claro en su misiva a la plantilla que “todos nuestros centros productivos están ubicados en Cataluña. Somos una empresa industrial con activos fijos vinculados al territorio” y no harán cambios mientras puedan seguir desarrollando su operativa con normalidad.

“Somos conscientes de la importancia económica y social de Seat en Cataluña y en el conjunto de España, de lo que nos sentimos muy orgullosos”. Asegura además que su ámbito natural es Europa. “Por esta razón, para Seat, estar en Europa significa preservar nuestros intereses”, argumenta.

“La estabilidad política, la seguridad jurídica y la permanencia en la Unión Europea son imprescindibles para asegurar la sostenibilidad económica y laboral de nuestra compañía y sus filiales, y para mantener la confianza de nuestros clientes y accionistas”, argumentó.

“Puedo percibir la inquietud que podéis sentir. Estamos asistiendo a debates políticos y una de las principales preocupaciones de la mayoría de nosotros es de qué modo esta situación puede afectar a nuestro entorno más inmediato”, manifiesta De Meo, que asegura que la historia de la marca de más de 60 años demuestra que ha sabido tomar las decisiones adecuadas para velar por el desarrollo normal de la actividad. “Nuestra compañía es, sin duda, un reflejo de la sociedad, con personas de muy distintas procedencias, perfiles y opiniones, que forman un crisol cultural que nos enriquece como empresa”, dijo, asegurando además que atraviesan “la mejor situación de nuestra historia” en términos empresariales.

El presidente de Seat, filial del Grupo Volkswagen, explica que ha decidido enviar una carta a su plantilla “ante el creciente clima de inestabilidad e incertidumbre de las últimas semanas por la situación en Cataluña”, y asegura que su prioridad es proteger los intereses de todos los trabajadores de la compañía y sus familias, así como de los inversores, proveedores y clientes.

“Esta es mi responsabilidad y os quiero pedir que cada uno de vosotros os concentréis en vuestro trabajo de la misma forma que habéis hecho hasta ahora para seguir construyendo el futuro de Seat”, añade.

“Siempre hemos logrado superar la situaciones inciertas gracias al compromiso de todas las personas que forman parte de Seat, y esta vez no será diferente, ya que continuaremos nuestra misión para seguir desempeñando un papel relevante en la economía y la sociedad, así como para mantener la confianza del Grupo Volkswagen que nos hemos ganado en los últimos años”, agrega.

De Meo señala que Seat es una empresa “fuertemente arraigada en Barcelona, Cataluña y España”, en la que trabajan más de 14.500 personas, la mayoría en la provincia de Barcelona, y además genera decenas de miles de puestos indirectos tanto en Cataluña como en el conjunto de España.

Pone en relieve que Seat es una de las una de las mayores empresas de España, con una aportación al PIB de alrededor del 1% y también es el mayor inversor industrial, con una inversión de cerca de 3.000 millones de euros en los últimos cinco años, y la tercera empresa en términos de exportación, lo que contribuye muy positivamente a la balanza comercial del país.

Normas