4.000 euros de ahorro en dos años. Así es la nueva tarifa plana en cifras reales

Desgranamos lo que paga un autónomo que se acoge a la nueva tarifa plana, frente al que no tiene esta posibilidad.

tarifa plana autónomos

Una de las principales novedades de la nueva Ley de Autónomos es la ampliación y mejora de las condiciones de la tarifa plana. Esta ayuda consiste en reducir la cuota que debe pagar un nuevo trabajador por cuenta propia. En concreto, este tipo de profesionales pasarán a pagar 50 euros, durante los doce primeros meses, en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social. La anterior versión de esta ayuda, permitía una reducción en la misma cuantía, pero sólo durante los seis primeros meses.

Sin embago, la tarifa plana incluye más bonificaciones en el mismo concepto. Entre los meses 13 y 18, el profesional deberá abonar el 50% de la cuota que le coresponda. Del mes 19 al 24 la reducción pasa a ser de un 30%. ¿En qué se traducen estas cifras? ¿Cuánto se ahorra realmente el autónomo con la tarifa plana frente a un profesional que no accede a esta ayuda?

Cálculos y ejemplos reales

Cuando un autónomo va a poner en marcha su propio negocio debe echar cuentas. La tarifa plana es un alivio inicial en las cuotas a abonar a la Seguridad Social. Sin embargo, al cabo de dos años, estas se situarán en unos niveles más elevados. Por lo tanto, conviene calcular el ahorro real durante ese periodo. Y ser conscientes, posteriormente, de que esa cantidad pasará a ser un gasto anual que nunca más desaparecerá.Dicho de otro modo, tenemos que tener en cuenta que tendremos una elevación del gasto en una cuantía que durante dos años se ha visto disminuida. ¿De qué cantidades hablamos?

A continuación se presentan una serie de cálculos estimativos, puesto que las cuotas exactas a pagar dependen de diversos factores, como la actividad en concreto que se realizará, grados de discapacidad, coberturas elegidas, etc. Como cálculo medio, un autónomo abona en torno a 275 euros de cuota mensual, si no está acogido a la tarifa plana.

Por lo tanto, en sus dos primeros años debería abonar 6.600 euros. Sin embargo, con las reducciones de la tarifa plana, la cuota quedará del siguiente modo:

- En el primer año: 50 euros de cuota al mes. El autónomo pagará 600 euros en ese periodo, en concepto de cotizaciones a la Seguridad Social.

- Del mes 13 al 18: 50% de reducción. Pagará 828 euros de cuota a lo largo de seis meses.

- Del mes 18 al 24: 30% de reducción. Pagará 1.155 euros de cuota, a lo largo de esos seis meses.

Por lo tanto, con la tarifa plana el autónomo tendrá un gasto en cotizaciones a la Seguridad Social de 2.583 euros, mientras que sin la tarifa plana este gasto ascenderá a los 6.600 euros. El ahorro, en consecuencia, es de 4.017 euros, aproximadamente.

Sin embargo, el autónomo debe tener en cuenta que esto es un periodo excepcional. Al comenzar su tercer año de actividad, el coste anual se multiplica casi por tres. Es por eso que algunas asociaciones de autónomos critican la falta de ayudas de continuidad. Mientras que la tarifa plana supone un alivio inicial, el profesional por cuenta propia debe haber asentado su actividad en cuanto a ingresos en ese periodo, para hacer frente a los gastos reales de actividad que, como hemos aclarado, se multplicarán casi por tres. Sólo en lo relacionado con la cuota de autónomos.

Normas