empleo pymes

La pyme se estanca en la creación de empleo, según la OIT

Así lo marca el informe titulado “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2017”

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) ha presentado un informe titulado “Perspectivas sociales y del empleo en el mundo 2017” en el que informa de la ralentización en la creación de empleo. Entre los años 2003 y 2016 el número de trabajadores en las PYMES se duplicó y llegó a suponer un 35% de los empleados a nivel mundial. Sin embargo, las perspectivas para este año no son tan alentadoras.

Este organismo técnico de la ONU, aseguró que el desempleo aumentará 3,4 millones en 2017, lo que supone que se pase a tener 201 millones de desempleados a nivel mundial. De esta manera, la tasa total de desempleo superará el 5,8% actual.

Según la información publicada por la agencia EFE, la OIT se muestra preocupada por la ralentización del empleo en las PYMES. Las pequeñas y medianas empresas aglutinan el 54% del trabajo total en las economías en vías de desarrollo. Además, son generadoras del 34% del empleo en los países emergentes y del 41% en las economías desarrolladas.

Pero, no solo preocupa este estancamiento, sino que también preocupa la calidad del empleo creado en las PYMES. Según la OIT, el empleo a tiempo completo se ha debilitado y ha dado paso a una preferencia por el trabajo temporal.

Antes de la crisis, el empleo permanente y a tiempo completo en las compañías nuevas crecía un 6,9 % más rápido que en las ya establecidas, pero esa diferencia se redujo al 5,5 % después del largo periodo de la crisis financiera.

"El sector privado comprende cerca de 3.000 millones de trabajadores, así que un sector privado sólido es el pilar del crecimiento, la creación de empleo y la reducción de la pobreza", dijo la autora principal del informe y experta de la OIT, Marva Corley-Coulibaly.

Para el organismo, la causa principal del declive de las PYMES es la dificultad que tienen para acceder al crédito. En contraposición a esto, Coley-Coubaly aseguró que ha aumentado la inversión de las empresas en capital e innovación y se ha reducido la partida de las empresas en la inversión destinada al trabajo.

 

 

Normas
Entra en EL PAÍS