Pablo García Gómez: “Los que piensan que los factores geopolíticos no tienen importancia se equivocan”

Pese a mantener la cautela en España, a la firma le gustan ACS, Acciona, Sabadell y Telefónica

El experto ve recorrido en los mercados norteamericanos

independencia cataluña
Pablo García Gómez, director general de AlphaValue.

Los derroteros que está tomando el desafío independentista catalán en las últimas semanas acaparan la atención de los inversores no sólo españoles sino extranjeros. Pablo García Gómez, director general de AlphaValue, firma de análisis que tiene bajo cobertura a alrededor de 500 compañías cotizadas europeas, a la que pertenece desde hace seis años, confirma lo que vienen expresando desde las gestoras. “En las últimas dos semanas, las preguntas de los clientes, sobre todo los estadounidenses, sobre el tema de Cataluña, muestran inquietud mientras que hace un mes era curiosidad”, explica el experto.

¿Qué implica la declaración de independencia anunciada por la Generalitat y dejada a continuación en suspenso?

Los nacionalistas independentistas no han explicado a su electorado las consecuencias que tendría la independencia. Deberían explicar a sus votantes que vendría un período de penurias. Los bancos se están marchando de Cataluña porque sin la protección del paraguas del BCE sería la muerte para el sector financiero catalán. Además, Cataluña fuera de España no podría financiarse en el mercado ni siquiera a precios más caros que ahora. Los inversores extranjeros no comprarían deuda de una Cataluña independiente porque ese hipotético estado no podría financiarse. Por tanto, sería inviable económicamente. Por eso las empresas primero están planteando su traslado fuera de Cataluña de sede social y después la fiscal con las consecuencias en los ingresos de la Generalitat que eso supondría.

La Bolsa española se ha quedado rezagada respecto al resto de Europa en las últimas semanas por la incertidumbre política en Cataluña, ¿cuándo podría reducirse este diferencial?

La gran incógnita es saber cuánto tiempo va a durar esto y cómo se va a solucionar. Entendemos que una opción sería la búsqueda de diálogo. Creo que el Gobierno español ha perdido la oportunidad de dar una salida digna a una clara derrota del independentismo catalán. Desde el 1 de septiembre, tenemos nuestra posición cubierta con futuros pero no por el tema de Cataluña sino por un tema de valoración. Nos estamos planteando volver a comprar valores españoles si se abriera el diálogo y estos señores se sentaran a hablar podría ser una buena oportunidad teniendo en cuenta que el mercado está cotizando a 15,5 veces beneficios 2018 con un yield del 4%, con un crecimiento de beneficios estupendo y con la macro funcionando.

¿Qué valores españoles les gustan?

No hemos cambiado nuestra visión de los valores españoles porque las incertidumbres que hay en España en estos momentos son estrictamente políticas. Las empresas, sobre todo las de Ibex, tienen una exposición internacional muy alta y la exposición a Cataluña es relativamente limitada.Europa está creciendo. Latimoamérica está defendiéndose y no hay riesgo para el crecimiento en Europa porque el BCE lo está haciendo muy bien y la macro crece de forma generalizada. Redujimos exposición a España porque veíamos más oportunidad en otros mercados europeos pero nos gusta Telefónica, ACS, Acciona y seguimos apostando por Sabadell.

¿Hasta qué punto los acontecimientos políticos condicionan las recomendaciones de los expertos?

Los que piensan que los factores geopolíticos no tienen importancia se equivocan. Las Bolsas europeas subieron gracias a la victoria de Macron en las presidenciales francesas ya que Le Pen le pisaba los talones y suponía un riesgo de salida de Francia de la zona euro. Igualmente, el Dax se ha ido a máximos una vez que ha quedado clara la victoria de Merkel. De momento ahora, hemos cubierto las carteras con ventas de futuros. La estrategia supone que lo que pierdes con la caída de la renta variable lo ganas con los derivados pero es menos costoso cuando el mercado vuelve a coger tracción. Entonces, eliminas la cobertura de ventas de futuros y sigues teniendo tu cartera.

¿Qué mercados europeos les gustan?

Estamos más posicionados en Francia y Alemania. Ni siquiera el tema de la apreciación del euro le está penalizando especialmente. Las exportadoras alemanas lo están haciendo muy bien.

Y los máximos de Wall Street ¿tiene recorrido este mercado?

Hace tres años estuvimos largos en EE UU y ahora estamos neutrales. Contra todo pronóstico, el mercado americano ha ido muy bien y va a seguir haciéndolo bien en la medida en que las empresas sigan presentando resultados extraordinarios. El mercado americano se va a mantener ya que tiene soportes serios porque la economía está creciendo, se está generando mucho empleo y no se genera demasiada inflación.

¿Qué previsiones manejan de cara a la próxima publicación de resultados empresariales?

Tras ocho años consecutivos de revisiones a la baja de estimaciones de beneficios por parte del consenso, este primer semestre nos ha traído buenas sorpresas. Aunque es cierto que la apreciación del euro podría lastrar las cifras del tercer trimestre, a nivel orgánico la tendencia debería mantener el tono positivo. Por lo tanto, somos optimistas sobre las cifras micro en Europa y en España.

 

Normas