autónomos cotizaciones

Justa, universal y contributiva. Así debe ser la cotización en autónomos

Los autónomos proponen un nuevo sistema de contribución a la Seguridad Social, para equiparar derechos frente a asalariados.

La cuota de los autónomos en nuestro país se calcula partiendo de las bases de cotización. Estas bases varían de la mínima, que es 919,8 euros, y la máxima que es de 3.751,2 euros. A la hora de registrarse en la Seguridad Social, el trabajador autónomo deberá elegir una base, que será como el sueldo teórico que se asigna. En función de esa base elegida, pagará una cuota u otra al sistema de la Seguridad Social.

El 85% de los autónomos optan por la base mínima, 919,8 euros, lo que provoca peores condiciones cuando el trabajador se jubila o coge una baja por maternidad. De esa cantidad, debe pagar a la Seguridad Social el 29%. Es decir, en torno a los 270 euros, dependiendo de la actividad concreta que se desempeña, y otros factores. Aunque existen diversas bonificaciones, como la establecida para los autónomos jóvenes o la tarifa plana de 50€ al mes durante un año.

Desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), han informado que su Secretario General, Eduardo Abad, se reunirá con los parlamentarios que forman la subcomisión del RETA. En dicha reunión, Abad expondrá una reforma en la legalidad para que los trabajadores por cuenta propia tengan un sistema proporcional. Es decir, que coticen según sus ingresos.

Para UPTA un sistema en el que cada autónomo pagase según sus ingresos, sería un sistema justo. Ya que, de esta manera, se eliminaría la presión contributiva que sufren aquellos autónomos que menos ganan y cotizarán más los que más ingresos tienen. Además de eso, desde la organización aseguran que también pedirán que el nuevo sistema sea universal. Es decir, debe ir vinculado a la actividad económica del individuo y equiparar las prestaciones en los distintos regímenes.

Sobre ello, Eduardo Abad comenta que la pensión media de un autónomo no supera los 645€, mientras que la de un autónomo del Mar alcanza los 957€ y la de un trabajador por cuenta ajena llega a los 1.019€. “Para romper los desequilibrios y repartir la carga contributiva es fundamental tener un sistema saneado”, comentan desde UPTA.

Normas
Entra en EL PAÍS