ING
Una persona saca dinero de un cajero en una oficina de ING.

Los clientes de ING podrán retirar efectivo de los estancos

La entidad alcanza un acuerdo con Logista para las operaciones a través de Twyp Cash

La aplicación gratuita cuenta con más de 350.000 usuarios

ING ha alcanzado un acuerdo con Logista para que los clientes de la entidad financiera puedan pagar y retirar efectivo a través de Twyp Cash, la aplicación gratuíta del banco holandés, en la red de estancos de España que se adhieran a este servicio, según informaron en un comunicado.

De esta forma, Logista multiplica el alcance de Twyp Cash dando acceso a la red de estancos española, que cuenta con más de 13.000 establecimientos y es una de las redes de puntos de venta más extensas del territorio nacional.

Hasta ahora, Twyp Cash estaba integrado por tiendas del Grupo Dia --tiendas DIA, supermercados La Plaza de DIA y Clarel-- y por gasolineras Galp y Shell, incluyendo la red de Disa en Islas Canarias.

El acuerdo con Logista, por tanto, sigue consolidando a Twyp Cash, que cuenta con más de 350.000 usuarios, como una alternativa más a los sistemas tradicionales de acceso al efectivo.

Para utilizar Twyp Cash, los usuarios de la aplicación únicamente deben seleccionar la cantidad de efectivo que desean obtener, introducir su pin de seguridad en el el teléfono móvil y mostrar al dependiente el código que se genera. De este modo, pagan con su móvil la compra realizada y pueden obtener efectivo.

Cajeros

Recientemente, ING ha alcanzado un acuerdo para que sus clientes puedan utilizar la red de cajeros de Bankia de forma gratuita para retiradas de efectivo iguales o superiores a 50 euros.

Los clientes de la entidad holandesa pueden utilizar gratuitamente los cajeros de ING, Banca March, Popular, Banco Pastor y Targobank para cualquier importe y, a partir de retiradas de 200 euros los cajeros del resto de entidades.

Por el momento, acuerdo con Popular sigue vigente tras la adquisición de la entidad por parte de Santander, con la que ING aún no ha acordado el futuro del mismo.

Normas
Entra en EL PAÍS