Ibex Ampliar foto

La Bolsa alemana roza máximos históricos y toma distancia del Ibex; ¿por qué?

La crisis catalana incrementa la brecha entre el Ibex y el selectivo alemán

ElDax avanza un 13% en el año y revalida los niveles de 2015

Al Dax alemán se le resisten los 13.000 puntos, una cota que empieza a ejercer de barrera psicológica difícil de quebrantar.No obstante, se trata de un obstáculo temporal que no empaña el buen comportamiento registrado por la Bolsa alemana en el conjunto del año, en el que avanza un 13%. Pero la fortaleza del Dax no queda ahí. El índice germano ha conseguido superar los máximos de 2015 y a punto está de revalidar su récord histórico.

La robustez que parece acompañar a la Bolsa alemana contrasta con el debilitamiento de la española en los últimos meses.El Ibex 35 ha pasado de ser una de los selectivos europeos más alcistas a situarse a la cola de las revalorizaciones. Desde principios de septiembre la brecha entre ambos índices ha aumentado: el Dax sube un 7,5% y el Ibex cae un 0,45%. Estas son las claves que explican la diferencia de comportamiento y los máximos de la Bolsa alemana.

Incertidumbre política

El consenso de los analistas afirma que el distanciamiento obedece a la incertidumbre política.El desafío independentista catalán sigue pesando y mucho sobre la Bolsa española.Aunque si bien es cierto que en los últimos días los inversores empiezan a cuestionar la declaración de independencia, son muchos los que prefieren quedarse al margen o deshacer sus posiciones en la renta variable española a la espera de conocer los siguientes pasos.

Alemania, por su parte, acaba de celebrar las elecciones generales y aunque la formación de gobierno requerirá una triple alianza, pocos dudan que Angela Merkel revalidará su mandato y sumará su cuarta legislatura. “Después del reciente acuerdo en materia de inmigración la formación de Gobierno se podría despejar”, remarca Nagore Déez, analista de Norbolsa.

Composición del índice

Eugeni Siscar, de BNP Paribas, apunta al elevado peso de la banca en la Bolsa española frente a la mayor diversificación delDax como principal diferencia en ambos. Si en momentos de fuerte incertidumbre el sector financiero acaba siendo uno de los más sensibles y damnificados por la volatilidad y ventas que inunda al mercado, en las etapas de mayor crecimiento y mejora de las expectativas acaba convirtiéndose en el gran beneficiado de la tendencia alcista. Algo así es lo que ocurrió hasta el pasado mayo , cuando el Ibex 35 sumaba un 18% y retornaba a máximos de 2015. Por su parte, las subidas del Dax se limitaban entonces al 9,6%.

En la misma línea se mueve Rodrigo García, de XTB, que apunta al mayor tejido industrial de la locomotora de Europa y a la mayor rotación de sus empresas, como una de las fortalezas del índice.

El papel del BCE y el euro

Felipe López, analista de Self Bank, sostiene que pesar de la queja reiterada de los políticos alemanes a las medidas del BCE, Alemania ha sido uno de los países más beneficiados por las ayudas de la institución. “Los bajos tipos de interés han permitido equilibrar la balanza presupuestaria de Alemania, que cobra por la deuda que emite con un vencimiento inferior a siete años”, apunta.Además, López afirma que la expansión cuatitativa ha permitido “una fuerte depreciación del euro, algo que ha beneficiado a economías exportadoras como la germana”.

Contexto económico y resultados empresariales

Más allá del escenario político y la composición de los selectivos, los expertos señalan como pilares de las subidas de la Bolsa alemana los beneficios por acción de las cotizadas y la evolución macro. Respecto a lo primero, el departamento de Deutsche Bank indica que el crecimiento anual medio del beneficio delDax en los últimos 25 años alcanza el 9,5%.

Con a la vista puesta en los máximos históricos de la Bolsa alemana, Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio, considera clave la temporada de resultados que servirá como termómetro. “Si las empresas tienen un buen trimestre y revisan al alza la previsión de resultados de los próximos meses, las resistencias se superarán al alza”.

En lo que respecta a la evolución macroeconómica, Siscar defiende el buen ritmo de crecimiento de la economía alemana, que registra tasas interanuales del 2-2,1%.Esto se pone de manifiesto en los índices Ifo y Zew, que aunque en septiembre bajaron, se sitúan en zona de máximos. Deutsche añade el buen comportamiento del mercado laboral, con una tasa de desempleo del 3,7% – la más baja tras la reunificación– frente la española que alcanza el 17,22% según la EPA.

Un índice 'total return'

Una de las grandes diferencias entre elDax y otros selectivos es que el alemán es un índice total return. Es decir, incorpora cambios en los precios de las acciones, pagos de dividendos y otros tipos de remuneraciones a los accionistas. Otros como el Ibex no recogen fielmente el impacto que tienen sobre las acciones el reparto de dividendos. Felipe López, analista de Self Bank, resalta esta diferencia y señala que si bien ahora la Bolsa alemana está en máximos históricos, el Ibex con dividendos lo estuvo el pasado mes de mayo.En concreto, el 5 de mayo y coincidiendo con los máximos del selectivo en dos años, el índice español que incorpora la remuneración al accionista cerró la sesión en los 29.201,60 puntos, su récord hasta la fecha. Desde esos niveles, el selectivo español con dividendos retrocede un 9,4%.

Normas
Entra en EL PAÍS