Plan de obras con inversión privada
La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, con su homólogo de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Gobierno y constructoras negocian un macroplan de inversiones en obra hidráulica

Sacyr y la patronal Seopan encabezan la petición de proyectos con financiación empresarial

El ministerio de Medio Ambiente pide opinión al de Hacienda

Los mayores grupos constructores buscan un plan de inversión público-privada en el Ministerio de Medio Ambiente, a imagen y semejanza del que han obtenido de Fomento por 5.000 millones de euros. Si el departamento que lidera Íñigo de la Serna va a poner en juego proyectos relacionados con carreteras, financiados en su totalidad por el capital privado, el plan del área de Isabel García Tejerina se centraría en saneamiento y depuración de aguas.

Fuentes oficiales del Gobierno reconocen los contactos entre Medio Ambiente y las constructoras. Entre todas ellas resalta el papel de Sacyr, especialista en obra hidráulica que viene reclamando desde hace años este tipo de actuaciones, ampliadas con proyectos de regadío. Esta misma semana está previsto un encuentro al más alto nivel en sede ministerial al que acudirán la firma que dirige Manuel Manrique y representantes de Seopan, patronal de las grandes constructoras.

Tanto la parte pública como el frente de empresas coinciden al valorar que la iniciativa está aún en fase embrionaria. España contaba con un ambicioso Plan Nacional de Calidad de las Aguas, con actuaciones previstas por 19.000 millones entre 2007 y 2015, que se vio atenazado por la crisis económica. En este sentido, sobre el ministerio de García Tejerina se cierne desde hace años la sombra de sanciones de la UE por el incumplimiento de directivas en materia de aguas.

Gobierno y constructoras negocian un macroplan de inversiones en obra hidráulica

Las fuentes consultadas explican que hay debate interno en Medio Ambiente, a la vista de que existen mínimas experiencias de colaboración público-pivada en obra hidráulica y el riesgo de que las inversiones repercutan en el precio final del agua más allá de las recomendaciones de Bruselas. También se han producido contactos con Hacienda para aclarar si el plan extraordinario tiene encaje en unos presupuestos que serán previsiblemente prorrogados y ante el corsé del objetivo de déficit.

Propuesta millonaria

El incansable discurso de las constructoras sobre la necesidad de inversión pública está calando en la convulsa legislatura actual, una vez que queda atrás lo más duro de la crisis. Colectivos como Seopan y Anci hacen hincapié en la necesidad de conservar el parque de infraestructuras de transporte ejecutadas durante el boom y lanzar inversiones en infraestructuras sociales para no perder el tren de la competitividad.

Seopan propuso en abril un catálogo con 510 actuaciones prioritarias sobre agua con una inversión total de 12.000 millones

En medio de la que empieza a ser una sequía preocupante, Seopan presentó un informe en abril, firmado por Sener, en el que se recogen 510 actuaciones prioritarias con 12.000 millones de inversión repartidas en 15 tipos de obras hidráulicas; el 38% de naturaleza básica (obligadas por la normativa). Las propuestas se basan en la planificación hidrográfica 2017-2021 y el cumplimiento de directivas (2000/60/CE y 2007/60/CE) que contemplan el principio de la plena recuperación de los costes de los servicios del agua.

En el caso del Plan Extraordinario de Inversión en Carreteras (PIC), el ministro de Fomento busca fechas para dar detalle del mismo en el Congreso. La iniciativa multiplica por seis la capacidad de gasto que permite el presupuesto de un año y contempla actuaciones , con los citados 5.000 millones de euros, sobre 2.000 kilómetros de carreteras en los próximos cuatro años.

El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro De la Serna ya han explicado que se trata de impulsar la actividad y el empleo (se estima la creación de 150.000 puestos de trabajo directos e indirectos durante la etapa de inversión) de un sector estratégico como es el de la obra civil. Además, se estima un retorno fiscal de 3.000 millones de euros.

La financiación partirá principalmente del BEI. Las adjudicatarias de cada una de las nuevas infraestructuras cargarán con el presupuesto de la actuación a cambio de 30 años de explotación. Durante ese periodo, las empresas cobrarían de la Administración por la disponibilidad de la carretera en los mismos niveles de seguridad y calidad que el primer día.

García Tejerina busca un pacto nacional para 2018

- La ministra García Tejerina está trazando un Pacto Nacional por el Agua en España que trascienda el color de los próximos gobiernos. Ese gran acuerdo, según estimaciones del ministerio, debería salir adelante en la primera mitad de 2018 tras consensuarse con grupos políticos, comunidades autónomas, regantes y consumidores, entre otros colectivos.

- El pacto tendrá cuatro grandes ejes: cumplimiento de los objetivos ambientales de los planes hidrológicos de Cuenca, la activación de los planes de gestión de riesgo de inundación, medidas en materia de gobernanza del agua, y soluciones a los déficits hídricos.

- La docena de planes hidrológicos del segundo ciclo, vigentes hasta el año 2021, fueron puestos en revisión en enero del año pasado. Entre todos ellos prevén 10.000 actuaciones con una inversión total de 15.000 millones de euros.

Normas
Entra en EL PAÍS