Las gestoras de fondos perderán un 20% de sus márgenes con la nueva ley

Aumentarán los gastos informáticos y de servicios jurídicos Las firmas deberán explicitar el coste de los análisis

Operadores en Fráncfort.
Operadores en Fráncfort.AFP

La entrada en vigor de la nueva regulación financiera dañará la cuenta de resultados de las gestoras de fondos. De acuerdo con un informe de una prestigiosa consultora internacional, los márgenes operativos caerán entre un 20% y un 30% durante los próximos cinco años. España debe aprobar la nueva ley antes de final de año.

Estas cifras las aportó ayer Juan Aznar, presidente de Mutuactivos (el brazo financiero de Mutua Madrileña). El gestor, que participaba en un foro sectorial organizado por la APD, adelantó que este informe alerta de los importantes desafíos que supondrá la nueva directiva MiFid 2. “Las gestoras que no se adapten y se especialicen lo van a pasar mal”.

Más información
Los fondos españoles quintuplican su patrimonio en Luxemburgo desde 2012
La banca teme una salida masiva del dinero en planes de pensiones

Preguntado tras el encuentro, Aznar explicó que el impacto de Mifid 2 vendrá tanto por el lado de los costes como por el lado de los ingresos.

“Los costes operativos van a subir, porque la nueva regulación conlleva nuevos desarrollos tecnológicos e informáticos. Además, las gestoras deben contratar a más gente para reforzar sus departamentos de cumplimiento normativo”, apunta Aznar. Por el lado de los ingresos, la nueva regulación obliga al sector a explicar con más detalle al inversor qué comisiones está pagando. “Esto va a suponer una mayor competencia en precios”, explica.

Revolución en ciernes

Toda la industria de gestión de activos es consciente de que Mifid 2 supondrá un importante cambio. “Nos enfrentamos a la mayor transformación que ha vivido este sector desde que se crearon los fondos de inversión en España”, reconocía en el mismo foro Luis Megías, consejero delegado de BBVA Asset Management.

Otro de los grandes cambios que va a traer MiFid 2 es la obligación de especificar los costes de los análisis económicos y financieros que utilizan los gestores de fondos para realizar las inversiones. Hasta ahora, las casas de corretaje con las que trabajaba una gestora ofrecían gratuitamente estos análisis, a cambio de unos volúmenes de operativa.

“Creo que esto va a ser bueno para el sector, porque va a explicitar un coste que antes no se veía, y va a obligar a cada gestora a seleccionar con más cuidado qué análisis va a utilizar”, apuntaba ayer Rocío Eguiraun, directora de Bankia Fondos.

El anteproyecto de ley que va a trasponer la directiva Mifid 2 está en fase de consulta pública. El aspecto que más preocupa a las gestoras es la definición de los distintos supuestos bajo los cuales una firma encargada de vender fondos puede cobrar una comisión por la venta. El sector quería que se reconociera un supuesto específico que se amoldase al mercado español, donde la distribución de fondos está controlada por la banca.

Por ahora, el texto no recoge ese supuesto. Si se mantiene así, las entidades financieras se van a ver obligadas a cambiar la relación comercial con los inversores, potenciando los contratos de delegación de carteras y los fondos perfilados.

“Es evidente que se van a producir grandes cambios en el modelo de negocio”, explicaba en la jornada Miguel Artola, responsable de Bankinter Gestión de Activos. A su juicio, las entidades van a tener que ofrecer a los clientes fondos de inversión con un mayor valor añadido, así como un mejor servicio de asesoramiento.

En este cambiante entorno de negocio, los directivos de las grandes gestoras de fondo españolas señalaron como una de las amenazas a la gestión pasiva. Se trata de un estilo de inversión, que se ha desarrollado con fuerza en Estados Unidos, que se basa en destinar el dinero a fondos cotizados que replican índices bursátiles a muy bajo coste. Al requerir menor análisis y gestión, puede ofrecer comisiones muy bajas.

“La industria española de gestión de activos tiene que evolucionar. Hace 10 años las gestoras internacionales tenían una cuota del 7% en España y hoy controlan el 40% del mercado”, recordaba Gonzalo Rodríguez, consejero delegado de Imantia. “Debemos aprender de ellas, de su capacidad de especialización, para garantizar nuestro futuro”.

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta

(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Normas

Archivado En