El plan fiscal de Trump provocará moratones entre los republicanos

Eliminará las deducciones fiscales estatales y locales

Los representantes de los distritos más afectados se enfrentarán a la presión de sus vecinos

El presidente de EE UU, Donald Trump, el miércoles en la Casa Blanca.
El presidente de EE UU, Donald Trump, el miércoles en la Casa Blanca.

Los planes de los republicanos estadounidenses de eliminar las deducciones fiscales estatales y locales (SALT) aumentarían los ingresos federales en al menos 1,3 billones de dólares en una década, ayudando así a compensar los recortes propuestos a las rentas individuales y los gravámenes corporativos. Los asalariados de altos ingresos que viven en zonas pro-Hillary Clinton, como Nueva York, serían los más perjudicados.

El plan es parte del programa fiscal del presidente Donald Trump y sus aliados republicanos. Nueva York, California, Connecticut y Nueva Jersey serían los estados más afectados, según el think tank Tax Foundation. En todo el país, alrededor del 10% de las personas que ganan menos de 50.000 dólares al año se aplican estas deducciones, en comparación con el más del 80% de los ganan al menos 100.000, según otro think tank, el Tax Policy Center. En general, el 30% de los estadounidenses se aprovechan de deducciones detalladas como SALT.

A los estados pro-Clinton les siguen Pensilvania, Wisconsin y Ohio, en los que ganó Trump. La derogación de SALT aumentaría los impuestos en ellos un promedio de unos 2.000 dólares. Los estados que no tienen impuesto sobre la renta como Florida, también pro-Trump, se aprovechan de SALT deduciendo los impuestos sobre las ventas. La factura tributaria promedio aumentaría allí en 1.400 dólares.

La disposición SALT lleva en vigor desde que se estableció el impuesto sobre la renta federal, en 1913, y ha sobrevivido a muchos intentos de abolirla. Ronald Reagan no la derogó cuando lideró el último esfuerzo exitoso de reforma fiscal, en 1986. El borrador de la nueva reforma dice que elimina las “deducciones más detalladas”, pero no menciona específicamente las locales y estatales. Funcionarios de la Administración dijeron el martes que formarían parte de la ofensiva.

Un informe de este año respaldado por la Asociación Nacional de Gobernadores y por la Conferencia de Alcaldes destacó el sufrimiento al que se enfrentarían todos los estados si se eliminara SALT. Los republicanos que representan a los distritos más afectados se enfrentarán a la presión de sus vecinos. Empieza una pelea con moretones.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas