El bono de fidelización de Banco Santander para accionistas de Popular logra una adhesión del 50%

El importe asciende ya a 480 millones de euros

El consejero delegado de Santander España mantiene que habrá más fusiones en el sector

banco popular
Oficina de Banco Popular

El bono de fidelización diseñado por Banco Santander para compensar a más de 110.000 accionistas minoritarios de Banco Popular alcanzará un volumen de adhesión del 50% esta semana, según ha señalado el consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair.

Durante su participación en el VIII Encuentro Financiero Expansión-KPMG: 'La banca ante los retos de la regulación, la rentabilidad y la digitalización', el directivo del gigante bancario ha sostenido que esta medida "está contribuyendo" a que los usuarios recuperen la confianza en Popular.

"En esta semana habremos alcanzado un 50% de adhesión al bono, es algo relevante que expresa la buena sintonía de Popular con sus clientes", ha señalado Aboukhair, quien recordó que este banco "perdió negocio, pero se está intentando recuperar la confianza del cliente", razón por la que también se está recuperando parte del negocio que se fue tras la crisis de Popular.

El banco que preside Ana Botín anunció el pasado mes de julio que compensaría con bonos de fidelización a los clientes minoristas de Popular que adquirieron acciones del banco entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, coincidiendo con la ampliación de capital de 2.500 millones que acometió está entidad, así como también a determinados bonistas.

Esta emisión de bonos dispone de un valor nominal de 980 millones de euros, por lo que el directivo se refiere a que Santander habrá compensado a clientes de Popular con bonos de fidelización por 480 millones de euros, aproximadamente, esta semana.

Eso sí, para optar por suscribir este bono de fidelización, en el que la red de Popular está poniendo todo su empeño al considerarse una campaña "prioritaria" para el banco, el antiguo accionista y cliente debe rechazar pleitear por recuperar el dinero que perdió tras la intervención de la entidad y situarse sus acciones a cero, es decir, sin valor alguno.

El acceso a la oferta de Santander se encuentra disponible desde el pasado 13 de septiembre y para recibir la compensación, que puede alcanzar el 100% del capital invertido, es necesario renunciar "irrevocable e incondicionalmente" a emprender acciones legales y reclamaciones contra la entidad, entre otras condiciones.

Cuestionado sobre si la compra de Banco Popular ha resultado beneficiosa, Aboukhair ha esgrimido que no solo es buena para Santander, sino también para España, puesto que fue una operación en la que no se utilizó dinero público y en la que se evitó el contagio al sistema financiero.

"Popular está bien, cada día mejor", ha apuntado Aboukhair, que ha indicado que Popular necesitaba una "inyección de ánimo" para comenzar a recuperar tanto depósitos como producciones.

Aboukhair también aseguró que Popular ha resultado muy complementario con Santander. Afirmó, de hecho, que la suma de ambos no es dos, sino que el objetivo es que sume más. 

El directivo también aseguró, como lo hicieron otros colegas suyos, que las fusiones en España aún no han terminado, pese a la absorción de Popular por su banco, y la integración de BMN en Bankia en breve. Ambos procesos producidos en los últimos cuatro meses.

Normas