Santander coloca 1.000 millones en los 'cocos' españoles más baratos: paga un 5,25%

Logra una demanda de 1,7 veces el importe colocado

El banco ha vendido 2.320 millones en este tipo de deuda desde inicios de año

banco santander
Ana Botín, presidenta de Santander, y José Antonio Álvarez Álvarez, su consejero delegado.

Santander ha demostrado su poderío con una emisión de bonos contingentemente convertibles en acciones (cocos, en la jerga) por importe de 1.000 millones de euros con un cupón anual del 5,25%. Es el menor coste para un banco español en este instrumento, un bono perpetuo que se transforma en acciones si la ratio de solvencia de máxima calidad (Common Equity Tier 1 o CET1, en la jerga) cae por debajo del umbral del 5,125%. Hasta ahora la más barata era la realizada por BBVA el pasado mayo al 5,875%

La operación, que ha contado con Bank of America Merrill Lynch, Barclays, BNP Paribas y el propio Santander como entidades colocadoras, ha recibido una demanda  de unos 1.700 millones de euros, según Europa Press y Reuters.

El pasado 18 de abril, la entidad que preside Ana Botín vendió 750 millones de euros en este producto con un cupón del 6,75%. Entonces, la entidad se dio de bruces con un mercado que se había deteriorado con fuerza tras conocerse la convocatoria de elecciones anticipadas en Reino Unido el 8 de junio. La demanda superó hace cinco meses los 1.200 millones, pero la misión inicial era captar entre 1.000 y 1.500 millones. Antes, en marzo, vendió 500 millones de libras (570 millones de euros al cambio actual) también con una rentabilidad del 6,75%.

Santander preveía realizar en 2017 y 2018 colocaciones de este tipo de deuda por 4.000 millones de euros, según documentación del banco. Es decir, le quedan unos 2.250 millones, descontadas las tres emisiones ejecutadas este año.

SANTANDER 4,22 -0,27%

La del martes es la sexta emisión de este tipo, después de las de marzo y abril de este año y de las tres que efectuó en 2014. Una en marzo de ese ejercicio por 1.500 millones de euros con un cupón del 6,25%; otra en mayo por 1.500 millones de dólares al 6,375%, y otra en septiembre por 1.500 millones de euros con un cupón del 6,6%.

El mayor banco español cuenta con tiempo para realizar las emisiones necesarias para que los cocos supongan el 1,5% del capital que se le exigirá cuando sean aplicables todos los requisitos de Basilea III en enero de 2019.

La estructura de los fondos propios de la banca son círculos concéntricos. El CET1, formado por capital puro y duro y por las reservas, es el círculo interno. Lo rodea el que proporcionan los cocos –o, en un término más correcto, los Additional Tier 1 (AT1)– y por encima de ambos círculos está el Tier 2 (T2), que es la deuda subordinada, y después la deuda sénior no preferente. Los escudos del CET1 deben sumar un total del 3,5%. Este porcentaje estará formado en un 1,5% por los cocos y en un 2% por la deuda Tier 2.

Los primeros en asumir pérdidas en caso de problemas serían los dueños del CET1; después los del AT1; a continuación, los del T2 y por último, los propietarios de deuda sénior no preferente.  

Tras la ampliación de capital por 7.072 millones para absorber Popular, la ratio CET1 de Santander a cierre del junio como si las reglas de Basilea III fueran totalmente aplicables (fully loaded, en la jerga) era del 10,72%. La entidad se propone alcanzar una ratio CET1 fully loaded superior al 11% en 2018. 

Normas