Goldman Sachs: ¿cómo afectará el referéndum a la Bolsa?

Los expertos de la firma creen que la solución pasa por una mayor autonomía

Desde junio la Bolsa española cede un 6%

referéndum cataluña
Varias estudiantes enganchan carteles en la pared de la Universidad de Barcelona durante el inicio de la "Maratón por la democracia". EFE

La tensión entre Cataluña y el Gobierno de Mariano Rajoy va en aumento.  A cuatro días del 1-O, fecha en la que el Govern pretende sacar adelante el referéndum ilegal de independencia, la tensión entre Cataluña y el Gobierno central no cesa. En las últimas cinco sesiones la Bolsa española quedó rezagada del resto de Europa. Con la vista puesta en el escenario que se abrirá a partir del próximo lunes 2 de octubre, el departamento de análisis de Goldman Sachs publicó un informe en el que analiza el efecto de la consulta en el mercado y la posible solución.

Los expertos de la entidad descartan un “fuerte impacto” en la renta variable española. Afirmación que sustentan en tres razones. La primera se refiere la actitud del ejecutivo de Mariano Rajoy, que como ya dijo en reiteradas ocasiones, no reconocerá el resultado. 

La segunda se apoya en la idea de que el Ibex no reaccionó “al incremento del independentismo en la región”. "El desempeño de la Bolsa española ha sido el de un comportamiento plano el día del evento, así como una semana o incluso un mes después", remarcan. Por último, los expertos señalan que el mercado español está "infraponderado". La firma de análisis apunta que desde que a comienzos de junio se anunciara el referéndum, el Ibex ha caído un 6%. Desde entonces, la Bolsa española se ha convertido en el segundo mercado con peor comportamiento de la zona euro, solo superado por la renta variable luxemburguesa.

La solución, según Goldman Sachs, pasaría por otorgar una mayor autonomía a Cataluña, revertiendo alguna de las decisiones de 2010 cuando el Tribunal Constitucional dictó la sentencia sobre el Estatut. La independencia a la que se refiere el banco estadounidense consistiría en una autonomía fiscal, siguiendo el modelo del País Vasco. De conseguirlo, los analistas de la firma creen que Cataluña abandonaría los planes secesionistas. Eso sí el escenario no está exento de riesgos. El principal al que apuntan los expertos hace referencia a una escalada de la tensión entre el gobierno regional y central, lo que dificultaría avanzar por esta senda.

La visión de Goldman Sachs contrasta con la defendida por otras casas de análisis como JP Morgan que aconseja dejar de invertir en deuda española porque considera que el riesgo de Cataluña se está infravalorando. Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, insiste en que a pesar del ruido político, la prima de riesgo permanece estable en los 120 puntos básicos. Es decir, no se ha visto tensionada ante la escalada de las voces a favor de la separación.

Los expertos de Goldman creen que de celebrarse la votación, el independentismo se impondría porque los que no apoyan la escisión no participarán. En el informe, la entidad recopila visión del consejero delegado de Merlin Properties, Ismael Clemente, y del presidente de Telefónica, José María Álvarez- Pallete, entre otros. El primero identifica una serie de factores desestabilidazores. Algunos de ellos son internos (inflación), otros externos (precio del petróleo o tipos de interés) o políticos (las tensiones entre EE UU y Corea del Norte, la independencia de Cataluña o el avance de las formaciones anticapitalistas).

España crece por encima de su potencial

Goldman Sachs afirmó que España está creciendo por encima de su potencial y supera los promedios de la eurozona desde 2014. Las razones que justifican esta mejora tienen que ver las reformas acometidas por el Gobierno, la redirección de los recursos desde la construcción hacia otras actividades comerciales, el desapalancamiento de los hogares y la concesión de préstamos.

Los expertos de la entidad aprovecharon para actualizar sus previsiones. Según lo recogido en el informe, prevén que la economía española crezca un 3,1% este año, un 2,5% en 2018, un 2,3% en 2019 y un 2,2% en 2020.

Normas