Ibex: Mapfre y Aena dilapidan los 10.200 puntos, ¿por qué?

El euro sigue débil frente al dólar y el Brent gira a la baja

El índice se deja un 0,28%

Ibex 35
Gráfico de la Bolsa de Francfort AP

Han tenido que llegar los días previos a la consulta del 1-O en Cataluña para que los inversores se empiecen a poner nerviosos con el choque de trenes entre los separatistas y el Gobierno central. Después de que el lunes el Ibex se dejó un 0,86%, los recortes este martes han sido más moderados (de un 0,28%). Algo que no es óbice para que el selectivo pierda una nueva cota, los 10.200 puntos, y se destaque como el mercado europeo que más ha perdido. Las noticias empresariales (en este caso, de Aena y Mapfre) han avivado las llamas.

Por un lado, Mapfre continúa sufriendo el castigo infligido por el profit warning lanzado el lunes, en el que cuantificó en 200 millones de euros los costes del paso de los huracanes en el Caribe. Hoy pierde un 2,58%. Por el otro, Aena cede un 2,30% y es penalizada por la dimisión de su presidente, José Manuel Vargas. Por el lado de las gaancias destacan Cellnex (1,48%), Arcelor Mittal (0,88%) y Red Eléctrica (0,65%).

IBEX 35 9.076,30 -0,64%
Petroleo Brent 69,490 -0,898%
EUR x USD 1,1238 0,187%

Y eso que parecía que las Bolsas se sacudían los nervios por las últimas tensiones políticas. El lunes Wall Street cerró a la baja, después de que Corea del Norte considerase las últimas declaraciones de Donald Trump como "una declaración de guerra". Las ventas se extendieron a las bolsas europeas en los primeros compases de la sesión, cuyas cotizaciones habían penalizado el día anterior por el incremento de la fragmentación en el Bundestag tras las elecciones alemanas. Sin embargo, consiguieron cerrar al alza, mientras que el Ibex se ha quedado solo en el rojo.

La renta variable europea ha encontrado en el mercado de divisas un aliado de última hora. Es en la cotización del euro donde el mercado nota con mayor relevancia el crecimiento de la eurofobia en los comicios alemanes y las campanas de guerra desde Asia. El euro encadena una segunda sesión a la baja y se deja un 0,7%. Desde los máximos de dos años y medio que marcó este mes, la divisa se toma un respiro hasta los 1,17 dólares. Una posición que le da ánimos a la renta variable de que la fortaleza del euro no se le ponga en el camino a Draghi para avanzar en el programa de retirada de estímulos.

La tensión política también ha tenido su correlato en el mercado de materias primas, donde el oro repunta hasta superar los 1.300 dólares por onza. Sin embargo, el protagonista es el petróleo. El Brent corrige el acelerón del lunes. Entonces llegó a subir un 3% hasta superar los 59 dólares por barril y pulverizar los máximos del año. Un nivel que no llega a perder en la jornada del martes, pese a caer en torno a medio punto. Un cúmulo de factores le dan ánimos al crudo en la segunda parte del año. Por un lado, las mejores perspectivas de la Agencia Internacional de la Energía con respecto al aumento de la demanda. Y, por el otro, el alto grado de cumplimiento del último acuerdo de la OPEP. A ello se le ha sumado la victoria del sí en el referéndum del Kurdistan, que ha llevado a Turquía a amenazar con el cierre de los oleoductos que desde la zona sirven a Europa.

Normas