El PSOE propone un pacto que devuelva 40.000 millones de euros a los asalariados

Plantea una subida de sueldos del 2,5% en 2018 y del 3% para 2019, 2020 y 2021

Los socialista propone acabar con la reforma laboral

psoe
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. EL PAÍS

El Partido Socialista plantea una serie de medidas de política salarial para superar la precariedad contractual y remunerativa que se ha generado en la salida de la crisis. A su juicio, desde el año 2008 los asalariados han perdido unos 40.000 millones de euros de riqueza nacional, que con la “devaluación salarial han ido a parar a manos de los beneficios empresariales”. Los responsables económicos del nuevo PSOE que lidera Pedro Sánchez recuerdan que este año, tras cuatro de crecimiento, se recuperará el PIB de 2008, pero con dos millones de trabajadores menos, y con una recuperación muy fuerte de la productividad aparente del factor trabajo.

Para recuperar los 40.000 millones de euros de riqueza perdida por los asalariados, el Partido Socialista propone acabar con la reforma laboral que “ha consagrado la devaluación salarial como mecanismo de recuperación de la economía”, y un golpe de timón en la negociación colectiva que reequilibre el poder de decisión en las relaciones industriales y devuelva el protagonismo a los convenios sectoriales. Considera también que debe firmarse un compromiso de rentas para los próximos cuatro años con subidas del 2% al 3% para 2018 y que oscilen entre el 2,5% y el 3,5% para cada uno de los tres años siguientes (2019, 2020 y 2021).

Esta propuesta, que tiene un parecido elevado con la defendida por los sindicatos en la negociación fracasada con la patronal, ha sido presentada ya al ministro de Economía, Luis de Guindos, y a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, en una reunión reciente en la que, según el PSOE, no descalificaron los términos de la propuesta. Eso sí: el PSOE insiste en que no quiere suplantar las funciones de los sindicatos y la patronal, y que deberían ser ellos quienes negociasen su contenido.

Un SMI de 1.000 euros

Con carácter general, consideran los responsables de economía del PSOE que la negociación de los salarios debe respetar siempre la generación de productividad, de tal manera que las subidas de sueldos sean superiores a la inflación, pero inferiores a la productividad esperada.

La propuesta de los socialistas lleva aparejadas también medidas para la remuneración de la función pública y la revisión del salario mínimo interprofesional. En este asunto plantean pactar con los sindicatos y los empresarios una subida gradual para los tres próximos años que lleve la remuneración mínima interprofesional hasta los 1.000 euros mensuales desde los 707 euros actuales. Tal avance supondría un incremento agregado del 41,44% y una subida de unos 98 euros más al mes cada uno de los tres próximos ejercicios.

Para los nuevas contrataciones en cada uno de los sectores económicos, el Partido Socialista estima que en el ámbito de la negociación colectiva se establezcan salarios mínimos de entrada para atajar desde el inicio la precariedad retributiva.

Para los funcionarios proponen que para 2018 la subida sea igual a la inflación y que se incorpore tanto en 2018 como en los ejercicios siguientes un complemento que permita recuperar lo que consideran que se ha perdido en los años de la crisis. Estiman que también debería proseguir la reducción de la jornada laboral de los trabajadores del sector público hasta llegar a las 35 horas semanales sin disminución de las retribuciones económicas.

Normas