Scope Ratings: “La volatilidad del mercado aumentará alrededor del 1 de octubre”

La agencia descarta que Cataluña se independice

Asume que España acabará dando más autonomía fiscal

referendum cataluña
Torsten Hinrichs, consejero delegado de Scope Ratings, y la responsable de desarrollo de negocio del mercado ibérico Sandie Arlene Fernández.

“Nuestro escenario base es que Cataluña no se independizará de España”, avanza Torsten Hinrichs, consejero delegado de la agencia de calificación de riesgos europea Scope Ratings, en una entrevista en exclusiva a este diario.

Hinrichs asume que esta convicción, “muy compartida” por el grueso de inversores con los que trata, es la que mantiene en relativa calma los mercados aunque asume que, según avancen los días, “la volatilidad aumentará alrededor del 1 de octubre”.

El responsable de la agencia crediticia alemana visita España con motivo del refuerzo de su oficina en Madrid, para la que ha contratado como responsable de desarrollo de negocio del mercado ibérico a Sandie Arlene Fernández, con amplia experiencia en la agencia de calificación de riesgo Moody´s. La nueva responsable del mercado español y portugués considera que el pulso soberanista catalán “no va a tener impacto sobre el rating soberano del Reino de España”.

“Nos damos cuenta de la importancia de Cataluña en la economía española, supone cerca del 20% de sus ingresos, el 20% de los impuestos que se pagan, el 20% de la economía, el 16% de la población... Es muy significativo”, reconoce Hinrichs.

Aun así considera que las fuerzas constitucionalistas no permitirán que la secesión llegue a consumarse, motivo por el cuál desde la agencia no prevén alterar la nota que conceden al rating español, actualmente en el A- con categoría estable.

“Es difícil para nosotros decir si el referéndum tendrá lugar o no”, admite Hinrichs, quien considera que “ocurra o no, tenga o no una amplia participación”, lo que el 1 de octubre marcará es “un primer paso” para “intensificar el diálogo entre el Gobierno central y el regional de Cataluña” a fin de mejorar su situación financiera. “Nuestro escenario base es que todo permanecerá como está. Quizás con algo más de autonomía fiscal para la región de Cataluña”, resume.

Con todo, el desafío independentista “está en la agenda de todo el mundo, por supuesto. Es un asunto de discusión” habitual con los inversores y clientes, revela el consejero delegado de Scope Rating, que considera que se está viviendo “una situación típica de volatilidad en los mercados” que se acentuará según se acerque la fecha de la consulta secesionista.

La inquietud, avisa, suele cundir con mayor rapidez en el mercado de acciones que el de bonos y, “si el resultado del 1 de octubre es más positivo para la secesión, eso haría más volátiles los mercados”. Pero solo eso, episodios de nerviosismo. Para cambiar la tendencia, dice, harían falta certezas de que la independencia es posible, lo que descarta a corto plazo.

“El peor escenario posible”, aventura Hinrichs, es que la comunidad acabara saliendo de España. “El trastorno sería fundamentalmente para Cataluña porque si eso pasa tendría que salir de la UE, no tendría acceso al mercado común”, alerta Hinrichs, que cree que la experiencia del brexit permite imaginar un largo periodo de “aislamiento económico” para Cataluña, que minaría su fortaleza.

Normas