Candidatos a las próximas crisis económicas

Japón, Italia, China y Reino Unido son los países en el farolillo rojo de un sistema económico en el que las recesiones se han vuelto más recurrentes, según un estudio de Deutsche Bank.

  • Varios trabajadores controlan las pantallas de la Bolsa de Nueva York, en 1999.
    1Crisis más recurrentes desde la caída del sistema Breton Woods Desde el colapso del sistema Breton Woods, que supuso el divorcio entre la moneda y los metales preciosos, en la década de los setenta, las recesiones económicas se han sucedido con mayor recurrencia, según el estudio del banco alemán. Como el dinero estaba ligado a las reservas de oro, era más difícil que se otorgasen créditos e impedía a los gobiernos contar con abultados presupuestos o altos déficits, principales factores que desencadenan las crisis.
  • 2¿Por qué aumenta la frecuencia con la que se suceden las crisis? A finales del siglo XX, las finanzas se internacionalizaron y el comercio transfronterizo y los préstamos aumentaron. Con la globalización embistiendo cada vez más, las crisis cruzaron fronteras y sus consecuencias se extendieron fuera de los países de origen. Además, en las últimas tres décadas, la frecuencia de los shocks financieros se ha incrementado en gran medida por los altos niveles de deuda en relación al PIB en muchos países desarrollados.
  • Transeúntes cruzan por las calles del barrio Shibuya en Tokio, Japón.
    3Japón, el candidato que pasa desapercibido Japón se mantiene como el candidato tipo a sucumbir a una crisis desde hace décadas, pero pasa desapercibido. El país nipón sigue intentando gestionar un alto déficit presupuestario, un abultado QE (la compra de deuda a modo de inversión por parte de un banco central), y el mayor coeficiente de deuda pública del mundo desarrollado. La inflación se mantiene baja de manera preocupante y el crecimiento lento, en una sociedad profundamente envejecida. Sin embargo, Japón permanece fuera de los radares principalmente porque China, los populismos y los Bancos Centrales han atraído la atención de los mercados en los últimos años.
  • Dos mujeres en la puerta de la Bolsa de Milán, Italia.
    4Italia, la víctima perfecta Para los expertos alemanes, Italia es la víctima perfecta para la próxima crisis. En el caso italiano, el contexto político juega un papel fundamental. La presencia cada vez más fuerte de un partido que los analistas de Deutsche Bank califican de populista se une a la endeble situación económica en la que está sumido el país, con un bajo rendimiento, una deuda enorme y un sistema bancario frágil que sigue lidiando como puede con la deuda tóxica. El país ha sido capaz de tolerar altos niveles de déficit aislándose de la agresiva compra de deuda pública por parte del Banco Central Europeo y de sobrellevar la rentabilidad excesivamente baja de sus bonos.
  • Un hombre sube una escalera mecánica en el distrito financiero de Shanghái, China.
    5La crisis de la segunda mayor potencia mundial Los expertos han mirado al gigante asiático con cierta preocupación durante los últimos años. La idea de que la economía china pueda colapsar y acabe salpicando al resto de mercados coge cada vez más fuerza. La nación líder de los "Brics" ha experimentado una rápida expansión del crédito por la demanda de crecimiento. Esta situación se ha visto agravada por una deuda altísima, un sistema bancario en la sombra muy activo y una burbuja inmobiliaria que crece sin control.
  • Trabajadores de la City de Londres cruzan frente al edificio diseñado por Norman Foster conocido como "The Gherkin" (El Pepinillo)
    6Reino Unido, a la sombra del 'Brexit' El escenario en el que Reino Unido puede verse tras la salida de la Unión Europea es todavía desconocido y los expertos ya hacen cábalas ante una crisis en potencia. La premisa es que si la salida de Reino Unido toma el camino difícil, conocido como el "hard Brexit", podría derivar en una recesión. La reciente caída de hasta el 19% de la libra esterlina frente al dólar es un pequeño ejemplo de lo que puede suceder. Sin embargo, la verdadera crisis financiera, para los analistas del banco alemán, surgiría si las relaciones comerciales con la Unión Europea se rompiesen completamente, algo que tendría serias repercusiones económicas y geopolíticas para ambas partes.