ThyssenKrupp y Tata fusionarán su negocio de acero en Europa para hacer frente al exceso de capacidad

Crean un gigante europeo, por detrás de ArcelorMittal

Prevén la salida de 4.000 trabajadores

Thyssenkrupp
Planta de acero de Thyssenkrupp en Duisburg, Alemania. REUTERS

Thyssenkrupp y Tata Steel han anunciado un acuerdo para fusionar sus actividades de acero en Europa. Se trata de un intento de afrontar mediante consolidación el nuevo escenario del negocio europeo, marcado por la caída de precios, sobrecapacidad en el mercado e importaciones baratas desde China. 

Thyssen Krupp y Tata Steel han llegado a un principio de acuerdo para crear una joint venture en la que participarán al 50%, un grupo que dará lugar al segundo grupo de acero europeo por detrás de ArcelorMital. 

El acuerdo provocará sinergias de unos 400 o 600 millones de euros al año pero también traerá recorte de empleo: hasta 4.000 trabajadores saldrán de la empresa, cerca del 8% de la plantilla. De ellos, se prevé reducir hasta 2.000 empleos administrativos y, probablemente, hasta otros 2.000 en el área de producción, informa Efe. 

Thyssenkrupp Steel tiene nueve plantas en Europa, todas ellas en Alemania y Bélgica.  Por su parte, Tata Steel cuenta con acerías en el Reino Unido y Países Bajos, y plantas de manufactura en toda Europa. En España tiene el centro de servicios de Layde, dedicado a la transformación de los productos de acero, e Durango, Vizcaya. 

Según un comunicado conjunto, la nueva empresa se llamará Thyssnkrupp Tata Steel y tendrá su sede en Amsterdam. La nueva empresa tendrá unas ventas pro forma de 15.000 millones de euros y una plantilla de unos 48.000 trabajadores, actualmente en 34 localidades. La producción será de unos 21 millones de toneladas por año. 

La firma necesitará la aprobación del consejo de administración de ambas empresas, además de las autorizaciones regulatorias, incluido el visto bueno de la Comisión Europea. 

“Con esta empresa conjunta prevista, queremos darle a Thyssenkrupp y Tata un futuro duradero ", dijo Heinrich Hiesinger, consejero delegado de Thyssenkrupp. “Abordamos los desafíos estructurales de la industria siderúrgica europea mediante la creación de una empresa número dos fuerte”.

Normas