Las siderúrgicas piden que se quiten los costes no eléctricos del precio de la luz

La bajada del consumo, el ascenso de las importaciones y las menores exportaciones marcaron el año pasado

La producción cayó en 2016 un 8,5%

Bernardo Velázquez, nuevo presidente de Unesid
Bernardo Velázquez, nuevo presidente de Unesid

La patronal siderúrgica, Unesid, demandó el jueves la eliminación de los costes no asociados a la industria eléctrica que se pagan por la electricidad en España. Según sus cálculos, la siderurgia nacional paga entre un 30% y un 50% más de costes de la energía de lo que abonan sus competidores directos en Alemania, Francia o EEUU. 

"La materia prima es el mayor coste que abonan las acereras pero el precio de la energía es la frontera entre que una empresa sea rentable o no", señaló Bernardo Velázquez, consejero delegado de Acerinox y nuevo presidente de Unesid. Velázquez sustituye en el cargo a Gonzalo Urquijo, que ha estado 15 años al frente de la patronal. "A Acerinox le cuesta 20 o 30 millones más al año la energía que a nuestros competidores y esto marca tener resultados positivos o no", señaló.

Velázquez remarcó que parte de este sobrecoste se refiere a que la factura eléctrica española lleva asociados costes que no son propios de la electricidad y otros peajes. El nuevo presidente apuntó que lo suyo sería llevar esos costes "a Presupuestos Generales del Estado". Bernardo Velázquez ha añadido que el deseo de Unesid es que se mejoren  los precios, que se hagan las interconexiones energéticas con Europa  y, en definitiva, que se apueste por la siderurgia como el sector competitivo que es.

Por otro lado, las empresas del sector siderúrgico español cerraron el año con una producción de 13,6 millones de toneladas de acero, un 8,5% menos que el año anterior, según los datos facilitados por la patronal Unesid (Unión de Empresas Siderúrgicas) este jueves. "La bajada del consumo de acero, el incremento de las exportaciones y el descenso de las exportaciones a terceros países, debido a medidas proteccionistas, marcaron la actividad de la siderurgia española en 2016", señalaron desde la asociación. 

Aunque evitaron dar una cifra concreta, los representantes de las empresas siderúrgicas sí destacaron que "empiezan el año con optimismo". Las exportaciones "empezaron a mejorar en el último trimestre" y la producción ascendió, "lo que hace que comiencen el año con buenas perspectivas" y aspiran a cerrar con crecimientos en la producción.

También destacaron que la construcción privada se está "comportando mejor de lo esperado". Sin embargo, señalaron que "el sector de la automoción ha frenado su crecimiento" por problemas comerciales con Argelia, Turquía o por la depreciación de la libra, tal y como señaló Anfac el martes

Normas