Rajoy: “El referéndum no se va a celebrar porque liquida la voluntad de la mayoría de los españoles”

El presidente reclama volver "a la racionalidad, el sentido común y a la legalidad"

Guindos: "El Gobierno tiene el poyo unánime de la UE"

referendum cataluña
Mariano Rajoy, junto al primer presidente electo de la Xunta, Xerardo Fernández Albor, que ha cumplido cien años, en presencia del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en Santiago de Compostela.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este sábado en Santiago de Compostela que el referéndum del 1 de octubre convocado por la Generalitat de Cataluña "no se va a celebrar" porque, a su juicio, supondría "la liquidación de la voluntad de la mayoría de los españoles".

En concreto, el titular del Ejecutivo español se ha pronunciado de este modo después de que este sábado por la mañana el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, advirtiese al Gobierno central y al conjunto del sistema político español que "no subestimen la fuerza del pueblo de Cataluña". Estas declaraciones las realizó en la recepción en el Palau de la Generalitat a centenares de alcaldes investigados por haber firmado decretos de compromiso con el 1-O.

"No voy a entrar en polémicas con el señor Puigdemont ni con nadie", ha manifestado Rajoy al ser preguntado por los medios de comunicación justo antes de participar en el homenaje celebrado en Santiago al expresidente de la Xunta de Galicia Gerardo Fernández Albor. No obstante, ha remarcado que se está ante un "momento importante" para que "algunos reflexionen y vuelvan a la racionalidad, al sentido común y a la legalidad".

Y es que, ha continuado, lo que ocurrió el 6 y el 7 de septiembre en el Parlament tuvo "una gravedad enorme" porque, ha insistido, "se liquidó la Constitución Española, el Estatuto de autonomía de Cataluña y se estableció una nueva legalidad", algo para lo que, ha señalado una vez más, "no están facultados" ni el Govern ni el Parlament catalán.

Por ello, ha pedido que "se vuelva a la racionalidad y a la legalidad" porque, ha recordado, "ningún gobierno puede, de ninguna manera, aceptar lo que está ocurriendo en estos momentos en Cataluña".

Guindos: "El Gobierno tiene el poyo unánime de la UE"

Por su parte, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha asegurado que el resto de Estados miembro de la Unión Europea apoya de manera "unánime" la postura del Gobierno español ante el referéndum de Catalunya, considerado "absolutamente irracional en el exterior".

"Mi impresión es que hay un apoyo unánime ante lo que está haciendo el Gobierno español, más allá de impresiones específicas. En el exterior consideran que es un planteamiento absolutamente irracional", ha subrayado Guindos en rueda de prensa tras la reunión de ministros de Economía de la UE (Ecofin) de este sábado en Tallin (Estonia).

El titular de Economía ha subrayado la necesidad del Ejecutivo de mantener la "prudencia", pero siempre "en defensa del Estado de Derecho", "como no puede ser de otra forma". "Debemos estar a la altura de los retos que se están planteando, respondiendo en función de las decisiones que se tomen desde la Generalitat", ha apuntado.

Asimismo, ha explicado que en el resto de países comunitarios no entienden que en el siglo XXI un territorio como Catalunya esté plateando un referéndum y "rompiendo todas las reglas institucionales".

"La independencia llevaría a Catalunya a un empobrecimiento brutal de la sociedad catalana. Yo no veo a la sociedad catalana ni fuera de la Unión Europea ni de la zona euro", ha añadido.

Por otro lado, ha defendido que el paquete de medidas "novedosas" anunciadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para controlar los gastos de la Generalitat de Catalunya, ha surgido como consecuencia de que el Govern se negase a presentar la certificación que el Gobierno le pedía.

"Lo ha estado haciendo durante todo este tiempo. Si se hubiese mantenido así, no se habría tomado esta medida. Repito que hay que mantener la prudencia, pero defender con firmeza el Estado de Derecho. No vamos a entrar en ninguna provocación de aquellos que están fomentando el referéndum", ha reiterado.

"Esperemos que se imponga el sentido común"

El ministro de Economía espera además que se imponga el "sentido común" durante los próximos días, así como que se abra "un rayo de racionalidad en todos aquellos que apoyan la consulta" del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

"Esperemos que todos, especialmente los que están favoreciendo el referéndum, volvamos a un planteamiento dentro de la racionalidad y del diálogo", ha destacado.

Al ser preguntado por si el Gobierno podría haber hecho algo más para no llegar a la situación que se vive en Catalunya, Guindos ha respondido que mirar hacia atrás "no es lo más adecuado". "Hay que mirar hacia adelante. Nos encontramos donde nos encontramos como consecuencia de las decisiones unilaterales tomadas por la Generalitat", ha defendido.

Finalmente, el responsable del ministerio de Economía ha señalado que la legalidad del Govern catalán deriva de la Constitución y del Estatuto de Autonomía. "Si la Generalitat rechaza dicha legalidad, está rechazando de alguna manera sus propias competencias. Es cuestión de lealtad constitucional", ha comentado.

"El Gobierno de España siempre ha apoyado a Catalunya desde el punto de vista de la financiación y para que los servicios básicos de los catalanes no se vean afectados", ha concluido.

Normas