La reforma de los supervisores se retrasará hasta mediados de 2018

La absorción del regulador de los auditores por la CNMV depende de esta norma

El PSOE asegura que queda mucho trabajo por hacer

Órganos reguladores pulsa en la foto

El nuevo organigrama de los supervisores tendrá que esperar hasta mediados del próximo año. El Parlamento está colapsado y se amontona el trabajo legislativo, según fuentes políticas.

Una de las reformas anunciadas por el ministro de Economía, Luis de Guindos, en enero, cuando confirmó que se integraría en la CNMV el organismo que vigila a los auditores y elabora la normativa contable, el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), no estará lista hasta mediados del próximo año.

La gran prioridad es la nueva ley hipotecaria que se va a llevar al Consejo de Ministros este mes, seguida de la trasposición de la directiva Mifid 2 para que los mercados funcionen mejor. Esta última, a consulta hasta hoy, entrará en vigor en enero.

La tercera norma en la lista de Economía es la que dividirá en dos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), atribuirá nuevas responsabilidades a la CNMV, creará un nuevo organismo para proteger a los usuarios de servicios financieros y transformará el supervisor de los seguros, ahora una dirección general del ministerio, en una autoridad independiente.

El PSOE señala que solo ha tenido conversaciones informales sobre la normativa y avisa de que queda mucho trabajo por delante

Pero esta última ley no verá la luz a corto plazo. El Gobierno ya ha hablado con PSOE, Ciudadanos y PNV, pero su prioridad es menor, y las fuentes parlamentarias consultadas confirman que el proyecto está todavía muy verde. “El único papel que existe es el que se colgó a consulta pública previa el pasado 1 de marzo ”, señala Pedro Saura, portavoz de Economía del PSOE en el Congreso.

“No hemos acordado nada, solo hemos tenido conversaciones informales. Hay mucho trabajo por delante y previsiblemente la ley no estará lista hasta bien entrado el año que viene. Discrepamos en muchos aspectos de lo que creemos que quiere hacer Economía”, explica el representante del PSOE.

Desde Ciudadanos (Cs) esperan que la normaesté para primavera del próximo año. No obstante, acudirán al Congreso con una propuesta sobre nombramientos en supervisores para acelerar la norma.

El Gobierno necesita el visto bueno del PSOE o, en función de la matemática parlamentaria, su no oposición para sacar adelante esta norma. Una de las discrepancias con los socialistas está en el organismo que velará por los usuarios de servicios financieros.

Según el texto disponible, esta nueva autoridad independiente sería una especie de ventanilla única para unificar las reclamaciones que ahora atienden por separado el Banco de España, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) y la CNMV. “Nosotros consideramos que esta agencia debe tener potencia sancionadora”, indica Saura.

Otra de las misiones, no defendida solo por el PSOE, es que las resoluciones de este nuevo organismo sean vinculantes. Ahora los dictámenes de los supervisores no obligan legalmente.

La fórmula para garantizar la independencia de los nombramientos de los supervisores también está en proceso de debate. El PSOE apuesta por una convocatoria pública cuando se produzca una vacante en uno de los organismos. Superada esta primera fase, los candidatos pasarían a ser evaluados por un comité asesor formado por profesionales que serían elegidos por los grupos parlamentarios. Ciudadanos aboga por un sorteo.

Ciudadanos pide una comisión independiente para nombrar las cúpulas

El partido que lidera Albert Rivera ha presentado una proposición de ley para garantizar los nombramientos en los organismo reguladores. Su objetivo es “evitar que los nombramientos para estos altos cargos se basen en criterios de confianza política”. Quiere la creación de una comisión independiente que elija a los máximos responsables de reguladores como la CNMC y la CNMV y que esté formada por un magistrado de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, un consejero permanente del Estado, un catedrático de universidad, un juez o abogado del Tribunal de Justicia de la UE y el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Salvo este último, sus miembros se renovarán cada dos años por sorteo.

Así se hace ahora en cada organismo

Ahora, los supervisores financieros son nombrados a dedo por el Gobierno. Los candidatos a dirigir el supervisor de los mercados son propuestos por el Ejecutivo, después pasan por la Comisión de Economía, que puede darles o no luz verde. Pero esa aprobación o reprobación no es vinculante. El Consejo de Ministros puede nombrar al presidente y al vicepresidente, que se mantendrán en su cargo durante cuatro años, renovables por otros cuatro. También el gobernador y el subgobernador del Banco de España son designados por Economía, aunque por un único mandato de seis años

Normas