Independencia de los vigilantes

Los presidentes de los reguladores decidirán sobre sus sucesores

El Gobierno y Ciudadanos ultiman un acuerdo sobre la elección de las cúpulas

Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos. EFE

Un pequeño paso más hacia la independencia de los organismos reguladores. La elección de las cúpulas de entidades independientes como la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España por parte del Gobierno sin ningún tipo de contrapeso siempre ha generado polémica. El Gobierno y Ciudadanos se han puesto manos a la obra y han acordado que una comisión de expertos creada ad hoc para cada nombramiento evalúe a los candidatos del Ejecutivo.

La idea del PP y de la formación liberal es que esta comisión de expertos, cuya creación anunció Luis de Guindos en el Congreso el pasado 31 de enero, esté formada por los presidentes de los cinco o seis reguladores del mercado. Es decir, los líderes de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), de las dos mitades en que se quiere dividir la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC), del Banco de España, de la CNMV y de la nueva Agencia de Seguros (que sustituye a la actual dirección general). A ellos se podría incorporar otras personalidades, como el presidente del Consejo de Estado o un magistrado. Aunque todavía no está cerrado este punto. Un portavoz de Economía ha declinado hacer declaraciones sobre este información.

Esta comisión de expertos emitirá un informe de idoneidad sobre el candidato del Gobierno que se someterá a votación en la Comisión de Economía del Congreso. En el caso de que el informe sea positivo, bastaría con mayoría simple. Pero si el informe es negativo, se necesitaría una mayoría reforzada (absoluta o 2/3). Se trata de un mecanismo de “autocensura” para el Gobierno, según relata Toni Roldán, portavoz de Economía de Ciudadanos. De Guindos afirmó en el Congreso que este sistema de elección “garantiza la independencia”.

El PSOE marca distancia

"Durante años ha habido una politización excesiva de los reguladores y de las autoridades independientes y se pueden hacer cosas para cambiarlo”.

Toni Roldán

Portavoz de economía de Ciudadanos en el Congreso

El PSOE busca distanciarse por el momento del acuerdo entre PP y Ciudadanos, mientras que los responsables de Unidos Podemos, PNV y ERC aseguran a este periódico que el Ejecutivo no se ha puesto en ningún momento en contacto con ellos y que solo saben lo que explicó el ministro en su comparecencia. “No estamos negociando con el Gobierno, porque queremos que traigan el proyecto de ley para presentar nuestras enmiendas”, explica Pedro Saura, portavoz de Economía de los socialistas.

La formación mantiene la propuesta que figuraba en el programa electoral con el que se presentó Pedro Sánchez a La Moncloa, que apostaba por que se realizase una convocatoria pública cuando se produjera una vacante en uno de los organismos. Esta es la primera diferencia con el pacto, ya que De Guindos quiere que el candidato sea propuesto por el Ejecutivo.

Una vez celebrada esta convocatoria pública, los candidatos pasarían a ser evaluados por un comité asesor formado por profesionales que serían elegidos por los grupos parlamentarios. Su composición, por tanto, también difiere de la escogida ahora por el PP y Cs.

La forma de elección también es diferente. Mientras que el pacto defiende que los informes de la comisión de expertos determinen el tipo de mayoría necesaria para su aprobación, la propuesta de los socialistas defiende que sea excluyente: solo los que sean evaluados como idóneos podrán seguir adelante con su candidatura. Además piden que exista una mayoría de 3/5 en la Comisión de Economía para su elección.

Tras los escándalos con las cláusulas suelo y las preferentes, todos los partidos coinciden en la necesidad de que se constituya una Autoridad Independiente de Protección al Ahorrador y al Consumidor de Productos Financieros, tal y como anunció De Guindos. Este organismo pretende ser una ventanilla única para los consumidores en materia de banca, seguros y valores.

El Ejecutivo tiene todo el poder en los financieros

Los organismos encargados de supervisar el sector financiero son nombrados a dedo por el Gobierno. Así ocurre ahora con la CNMV, el Banco de España y la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP). Esta última depende directamente del Ministerio de Economía. Hasta ahora, los candidatos a dirigir el supervisor de los mercados son propuestos por el Ejecutivo, después pasan por la Comisión de Economía, que puede darles o no luz verde. Pero esa aprobación o reprobación no es vinculante. El Consejo de Ministros puede nombrar al presidente y al vicepresidente, que se mantendrán en su cargo durante cuatro años, renovables por otros cuatro. También el gobernador y el subgobernador del Banco de España son designados por Economía, aunque en estos casos a un único mandato de seis años.

El director general de la DGSFP es un cargo político y, por tanto, puede ser cesado en cualquier momento. Fuentes conocedoras de las negociaciones del nuevo organigrama de reguladores explican que el actual organismo desaparecerá y será sustituido por una agencia independiente que se encargará de vigilar a las aseguradoras. Previsiblemente, la actual presidenta del organismo dependiente de Economía, Flavia Rodríguez-Ponga, será reemplazada.

Mientras, la cúpula de la CNMC puede ser vetada por mayoría absoluta en la Comisión de Economía en el plazo de un mes desde su nombramiento. La de la AIReF es ratificada por la Comisión de Hacienda con mayoría absoluta.

Normas