Cristiano Silei: “El sueño es lograr la seguridad total del motero”

Es el consejero delegado de Dainese, empresa de equipamiento para motociclistas

La compañía, que desde 2015 pertenece a Investcorp, celebra 45 años de vida

Cristiano Silei: “El sueño es lograr
la seguridad total del motero”

Cada vez que la realización de Moto GP conecta con la cámara que enfoca la espalda de Valentino Rossi, los televidentes pueden ver un triángulo invertido de color rojo con dos huecos blancos que parecen formar dos ojos. Es el símbolo de Dainese, empresa italiana dedicada al diseño y fabricación de equipamiento para motociclistas, como monos o botas, y cascos a través de la marca AGV. El año pasado facturó 200 millones de euros y en este 2017 celebra su 45 aniversario. En 2015 su fundador, Lino Dainese, la vendió al fondo Investcorp. Su primer ejecutivo en esta nueva etapa es Cristiano Silei, italiano, de 49 años, con amplia experiencia en el sector de las motocicletas.

¿En qué momento se encuentra la empresa tras estos años de cambios?

Está en un momento muy interesante. Llegué con Investcorp con la misión de desarrollar todo el potencial de Dainese y AGV, que es mucho. Tenemos muchos proyectos en desarrollo, los números son muy buenos, van muy bien, y tenemos muchas ideas para seguir mejorando las cosas que hacemos.

Ha heredado un legado de más de 40 años. ¿Esto hace más difícil el reto?

La presión es alta, pero no ha sido difícil. Encontré todas las cosas importantes en su lugar. Tenemos enseñas muy fuertes, como los productos, y la cultura de la empresa es de desarrollo e innovación, algo que requiere mucho tiempo. Partimos de esa base, y el reto es desarrollar todo esto y llevar la empresa al lugar que le pertenece, que es el liderazgo total de nuestra industria.

¿Es posible pensar en que un día la protección será total para el motociclista?

El sueño que tenemos es que un día sea así. Hay muchas cosas que tienen que suceder, desde la tecnología a la conciencia de quienes rodean a la moto: coches, los camiones... La mayoría de accidentes no dependen del motociclista, sino de los demás. Pero ese es nuestro sueño. Siempre miramos lejos, buscamos soluciones, pero hay que desarrollar cada una después de la otra. El gran elemento actual es el airbag [incorporado en el mono], que es una invención nuestra, y queremos hacerlo más accesible a la gente. Es una tecnología nueva y, por tanto, con costes altos. La intención es que sea accesible para todos.

El airbag es el gran elemento actual de seguridad en motocicleta, pero muy complejo: debe prever una situación de riesgo antes del impacto y en 25 milisegundos. Un parpadeo requiere 400 milisegundos

¿De quién más depende la protección de los motociclistas?

Es un tema de cultura, de regulación... Me dan más miedo las bicicletas que las motos. Las bicis no se oyen, casi no se ven, no tienen la capacidad de aceleración ni de frenada de una moto... Hay que hacer leyes que protejan a ciclistas y motociclistas. Yo he nacido en una época en la que no era ni obligatorio ponerse el casco. Las cosas han cambiado mucho pero, más allá del casco, no hay ningún otro elemento obligatorio para protegerse en moto. Francia ha empezado a aplicar reglas un poco más duras, con el uso de los guantes, y me parece un buen comienzo.

¿Qué más prendas deberían ser obligadas?

Empezaría con el protector de espalda. Es el más importante de todos. Hace la diferencia en caso de accidente. Luego las botas, que es un elemento de mucho riesgo para el motociclista, y algún día poder llegar al airbag, un sistema muy efectivo pero muy complejo, ya que tiene que detectar una situación de riesgo antes del impacto y tiene que hacerlo en 25 milisegundos. Un parpadeo requiere 400 milisegundos.

¿Por dónde irá la seguridad del futuro?

Nuestra visión es proteger al motero de cabeza a pies, y siempre pensamos en hacer un sistema completo. El reto es llegar a alcanzar un coste para que el airbag sea más accesible. Después, la tecnología debe permitir integrar toda la protección. Por ejemplo, que haya interacción entre casco y chaqueta.

¿Proteger a Valentino Rossi en los circuitos es la mejor publicidad?

Es excepcional, es una prueba inmediata de la efectividad de lo que hacemos. Se puede ver en directo cada domingo de carreras.

¿Qué les aporta estar en MotoGP?

Es fundamental. Nosotros no pensamos como una empresa que hace prendas para ir en moto, sino como una que estudia las necesidades del cuerpo humano en condiciones extremas, pueden ser a 350 km/h en MotoGP, en regatas de la Copa América de vela... Todo lo que aprendemos en esos estudios lo trasladamos a los productos. La transferencia tecnológica es clave y MotoGP es uno de los elementos esenciales para entender lo que el cuerpo necesita para protegerse.

¿Qué relevancia tiene el mercado español?

Es un país muy importante para Dainese y AGV. Son marcas queridas, y los moteros españoles son muy parecidos a los italianos en el tipo de producto que les gusta y que necesitan, utilizan más prendas de verano... Tenemos muy buenos socios en España y seguiremos trabajando con ellos para crecer.

Normas