Los bancos deben ser cautos con HNA

Goldman Sachs ha detenido los trabajos para el debut en Bolsa de una división del grupo chino

HNA

Los bancos occidentales serán inteligentes si se muestran cautos con el grupo HNA. Goldman Sachs ha detenido los trabajos previos para la salida a Bolsa de Pactera, división del gigante chino de viajes, según Reuters. HNA niega cualquier cambio en la relación y dice que no ha empezado a preparar formalmente su debut en los parqués.

En cualquier caso, tiene sentido ser precavido. El grupo ha perdido el favor de Pekín y está siendo cada vez más investigado en el extranjero. Pero gran parte del daño ha sido autoinfligido: la reorganización de la propiedad planteó más preguntas de las que se respondieron.

Los inversores que trabajan con clientes en China y en otros mercados emergentes están acostumbrados a los dolores de cabeza del principio conoce a tus clientes. No obstante, unos negocios son más sensibles que otros: es más seguro aconsejar sobre una adquisición en efectivo que responder por el debut en Bolsa de una empresa como Pactera. El fraude contable es siempre una preocupación, pero el mayor riesgo es romper las leyes estadounidenses sobre corrupción, sanciones internacionales o blanqueo de dinero.

No está claro lo que preocupad a Goldman, pero sí que Pekín está cansado de ofertas ostentosas en el extranjero y el riesgo financiero que conllevan. Se ha pedido a los bancos que revisen los préstamos a HNA y a sus compatriotas Anbang, Dalian Wanda y Fosun.

El imperio de HNA tuvo una vez al menos el apoyo tácito oficial, pero parece que ha desaparecido con la puesta en los focos de la compañía una y otra vez.

Además, los intentos de HNA por ser más transparente acerca de quién la controla se han disparado de forma espectacular. Un a reestructuración dio el 29,5% de las acciones del grupo privado a una fundación benéfica de EE UU, pero reveló que los dos supuestos accionistas principales “solo guardaban las acciones para nosotros”: un chiste común en China, pero desaprobado por los reguladores occidentales. Esto podría dificultar a los bancos ser agradable con su cliente ahora que realmente le conocen.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción es responsabilidad de CincoDías.

Normas